English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Alimentación saludable: mejor calidad de vida

Especialistas en Nutrición del Hospital Universitario Austral, nos brindan algunos tips para aprender a comer de todo y concientizar que “en la variedad está el gusto”. // Fuente: Hospital Universitario Austral

Es fundamental comer de manera moderada. Para ello hay que considerar consumir variedad de alimentos a lo largo del día según la edad, el sexo y las actividades cotidianas. En relación a las cantidades, Yesica Paola Bucci, nutricionista del HUA explica: “Hay que realizar las cuatro comidas diarias: desayuno, almuerzo, merienda y cena”. Además, alcara que no basta con la alimentación sino que es fundamental incorporar una actividad física que ayude a regular el peso y a mantener el buen funcionamiento general del organismo.


Alimentación variada

Consumir cereales, harinas, panes, legumbres (especialmente los integrales) aporta vitaminas y minerales dentro de la dieta y mucha fibra. “Es importante acompañarlos de vegetales de hoja verde a lo largo de la semana”, aclara Virginia Asti.

En cuanto a las carnes rojas y blancas, es necesario aclarar que, si bien son fuente de proteínas, hierro, fósforo, zinc, cobre y diferentes vitaminas, complementan la alimentación, es decir, no hay que considerarlas alimentos únicos. “Es importante retirar la grasa visible y las pieles de las aves y recordar que el hígado, el mondongo y el riñón también son carnes. Seleccionar cortes magros, es el primer paso”, explica María Guadalupe Gorchs Vilches.

Los pescados al tener menor contenido de colesterol y mayor cantidad de grasas poliinsaturadas son muy beneficiosos. ¿Lo que hay que evitar? Embutidos, achuras y fiambres. Éstos contienen mayor contenido de grasas saturadas y no son saludables. Por su parte el huevo ofrece proteínas de calidad. Tres unidades por semana son suficientes.

Frutas y verduras

Lo ideal es consumir frutas y verduras de todos los colores. Se recomiendan cinco porciones diarias, preferentemente crudas ya que aportan vitaminas, minerales y agua. Resulta indispensable incorporar estos hábitos alimenticios saludables desde la niñez, para que la alimentación no se vuelva un problema en la adolescencia.

Escobar LA REVISTA Digital
Publicar un comentario

Entradas populares