English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Ortodoncia y brackets para adultos

La ortodoncia para adultos es un gran negocio. Muchos padres de más de 40 ya tienen las bocas de sus hijos libres de brackets, y ahora ven llegar su hora.
http://img.arrebatadora.com/2008/04/bracket.JPG

Otras personas, también de edad mediana, comienzan a utilizar brackets porque se encuentran en un punto de sus vidas en el que pueden afrontar el gasto económico. Otros optan por los brackets porque quieren lucir una sonrisa hermosa después de sus flamantes divorcios.

Si estás pensando en ortodoncia para tus dientes, éstos son algunos datos para que tengas en cuenta antes de tomar la decisión final. Existen tres tipos básicos de brakets utilizados hoy: los de metal estándar, los brackets claros y los invisibles.

Los comunes son los más efectivos en relación al costo-beneficio, y además puedes cambiarles el color de las bandas de goma como hacen los chicos que están más a la moda. Los brackets claros son un poco más grandes en cuanto al tamaño que los de metal.

Dependiendo de tu mordida, podrías no tener el suficiente espacio para colocarlos en la parte inferior de la dentadura, al menos en un primer momento. Los alambres también son de metal y podrás ver los brackets sobre tus dientes, aunque no tanto como en el caso anterior.

http://www.lanacion.com.ar/archivo/anexos/fotos/60/562960.jpg

Finalmente, los brackets invisibles, a diferencia de la mayoría, van detrás de los dientes. El tiempo de corrección es un poco mayor y es el tipo de ortodoncia más costoso.

¿Duele colocarse los brackets?

Una cosa que no suelen decirte en la consulta, y muchos adultos que lo hayan hecho pueden dar cuenta de esto, es que durante el período posterior a la colocación de los brackets, los dientes duelen. Y duelen mucho.

En el caso de los niños, los especialistas suelen decirles que sentirán molestias por dos o tres días y les recetarán ibuprofeno para el dolor. Esto no ocurre con los adultos, aunque reciban las mismas instrucciones.

Piénsalo por un instante. Los niños que se colocan ortodoncia suelen tener sus dientes permanentes desde un período que varía entre los tres meses y los tres años. ¿Cuánto tiempo han estado tus dientes en el mismo lugar? ¿Y piensas que ahora se van a mover sin hacer ruido?

Los adultos suelen tener sus dientes permanentes afirmados en sus bocas por 20 ó 25 años antes de recurrir a la ortodoncia. De hecho, se han escuchado comentarios de personas que asemejan el dolor la imagen de tener un elefante sentado sobre sus cabezas durante diez días o más.

Sin embargo, esto no es para asustarte. Es sólo información. Una vez pasado este período, las cosas se hacen mucho más fáciles.

Luego los ajustes regulares, que se producen aproximadamente cada ocho semanas, se producirán otros períodos de dolor, aunque más cortos (entre 24 y 36 horas). En tal sentido, el antiinflamatorio que te recete el especialista será de gran ayuda.

El dolor más agudo se produce sólo en la etapa posterior a la adquisición de la ortodoncia. Pregunta a tu médico por el dolor. Y no creas el cuento de que con unas pocas pastillas de paracetamol estarás bien en tres días. La realidad te golpeará duro si crees eso.

En cualquier caso, en un promedio de 18 a 24 meses podrías tener una sonrisa digna de una estrella de Hollywood y todo habrá valido la pena.

Publicar un comentario

Entradas populares