English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Hallan nuevas tumbas en Egipto


EL CAIRO (AP).- Egipto presentó ayer tumbas de más de 4000 años de antigüedad que, según los arqueólogos, pertenecieron a trabajadores de las grandes pirámides de Giza, que no eran esclavos como se creía, sino personas cercanas al rey.

http://www.revistaopcion.com.mx/web/wp-content/uploads/2009/02/egypt_necropolis_sakkara.jpg

Las fosas, de 2,74 metros de profundidad, contenían doce esqueletos de los constructores de pirámides perfectamente conservados por la arena seca del desierto. También había vasijas que alguna vez tuvieron cerveza y pan para la vida en el más allá.

Las tumbas de ladrillos de arcilla fueron descubiertas la semana pasada muy cerca de la parte trasera de las pirámides y se extienden hasta más allá de un sitio de entierros descubierto por primera vez en los noventa. Datan del tiempo de la IV dinastía (2575 a 2467 a.C.), cuando se erigieron las grandes pirámides de Egipto, en las afueras de lo que hoy es El Cairo. El historiador Heródoto describió alguna vez a los constructores de las pirámides como esclavos y creó lo que los egiptólogos consideran un mito que se propagó a través de las películas de Hollywood.

Las primeras tumbas de los constructores de pirámides fueron descubiertas cuando un turista a caballo tropezó con lo que parecía una pared que resultó ser una tumba. El director de arqueología de Egipto, Zahi Hawass, dijo ayer a la prensa internacional que este descubrimiento comprueba que los trabajadores recibían un sueldo. Por lo tanto, no eran esclavos.

En el sitio del descubrimiento, anunciado anteayer, Hawass señaló que los restos proporcionan más información sobre el estilo de vida y los orígenes de los constructores de pirámides. Lo más importante, aseguró, es que los trabajadores no eran reclutados entre los esclavos que vivían en Egipto durante el tiempo de los faraones. Provenían de familias egipcias pobres del norte y del sur del país y eran respetados por su trabajo. Tanto que quienes morían en la construcción tenían el honor de ser enterrados en tumbas próximas a las pirámides sagradas de sus reyes.

Esa cercanía y la forma en la que eran enterrados respalda esa teoría. "De ninguna manera los habrían enterrado de una forma tan honorable si se tratara de esclavos", dijo.

Las tumbas no tenían oro u objetos de valor, lo que las preservó de los saqueadores. Los esqueletos fueron encontrados en posición fetal, con la cabeza hacia el Oeste y los pies hacia el Este, según las antiguas creencias egipcias. Estaban rodeados por vasijas con alimentos.

Aunque no eran esclavos, tenían una vida dura de trabajo. En los esqueletos se hallaron signos de artritis y las vértebras mostraban señales de una vida difícil. "Sus huesos nos dicen lo duro que trabajaban", precisó Adel Okasha, supervisor de la excavación. Comían 21 reses y 23 corderos por día, que les enviaban desde las granjas, y trabajaban por períodos de 3 meses. Para construir una pirámide se necesitaban 10.000 trabajadores y más de 30 años.

Fuente: lanacion.com.ar

Publicar un comentario

Entradas populares