English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Dermatólogos avisan de que el sol de primavera es el más peligroso para la piel


Recomiendan tomar las máximas precauciones de protección en estas fechas

Los primeros rayos de sol primaverales ya son lo suficientemente fuertes como para que quienes acuden a tomar sus primeros baños de sol deban protegerse contra ellos, con ropa, visera y cremas protectoras. Según el departamento de Dermatología del Hospital Donostia en San Sebastián, los rayos de sol de esta estación son los más peligrosos para la integridad de la piel, especialmente para la de los niños.


El sol siempre afecta a la piel". Es la tesis de la dermatóloga Anna Tuneu, médica adjunta del departamento de dermatología del Hospital Donostia y una de las especialistas más reconocidas del Estado. "Por mucho que nos veamos mejor con un poco de bronceado, provoca más arrugas y hay más riesgo de cáncer. Es comprobable que la piel que no exponemos al sol está mucho mejor. La piel, cuanto más le da el sol más envejece".

Tuneu incide en que no hace falta exponerse al sol para sintetizar la necesaria vitamina D para el cuerpo. "Hace falta muy poco sol para fabricar vitamina D, que impide el raquitismo o la osteoporosis. Prueba de ello son los habitantes de los países nórdicos o nuestros ancianos recluidos en residencias". Reclama la atención de las madres, a las que avisa de que es un contrasentido poner a los niños pequeños al sol. "En la edad infantil es cuando la piel resulta más sensible".

El sol, incluso en estas fechas, "tiene efectos secundarios. Es importante notar si te quemas. Por tanto, hay que evitar este efecto inmediato del sol. Claro que uno puede quemarse estos días soleados. A partir de septiembre los rayos dan de forma directa sobre la piel y pueden quemarla". Divide los daños por los rayos solares en dos: agudo y crónico. "Agudo sería la quemadura solar. Precisamente es más fácil que te quemes con las primeras exposiciones, porque el cuerpo fabrica melanina protectora, el bronceado, según va recibiendo los rayos del sol. Es nuestra defensa natural frente al sol. En los primeros baños de sol hay que ponerse mucha protección ya que el cuerpo ha estado todo el invierno tapado y no ha producido esa defensa natural. Estamos blancos e indefensos. A medida que se realizan exposiciones cortas y paulatinas, el cuerpo, que es inteligente, va produciendo melanina para defenderse y no padecer el riesgo de sufrir quemaduras", argumenta Anna Tuneu. La protección puede ser por medio de visera y camiseta, "la mejor pero menos apetecible", o con cremas protectoras. Recomienda que quienes van perdiendo pelo en la cabeza o los calvos deberían esmerarse en cuidarse esa zona de la piel.

Capital solar

El daño crónico es el peor: los melanomas. "También se producen ahora. Es por la acumulación de los efectos del sol en la piel. Se va desgastando con los años. Nuestra piel dispone de un capital solar al nacer. Cuando la gastas con los veranos, vienen los problemas. El envejecimiento: arrugas y manchas. La aparición de tumores de piel. La mayoría son relativamente benignos y se pueden tratar fácilmente. Pero hay algunos malignos, como el melanoma". La aparición del carcinoma escamoso y vasocelular exigen tratamiento quirúrgico. "Se deben quitar". Cuando las células del pigmento derivan en un grave deterioro, se convierten en melanoma. "Es un tumor maligno que se relaciona ahora con las exposiciones de sol durante la infancia", explica Tuneu. "Por eso los médicos recomendamos que los niños vayan a la playa con gorrito y camiseta. Hay que entender que la protección solar evita que te quemes, pero no que te salgan pecas. El melanoma es un tumor que aparece sobre una peca".

Consejos

Los consejos que da la experta dermatóloga para quienes acuden estos días a tomar el sol -playa o monte indistintamente- son: "Que lo hagan de forma progresiva, que no se achicharren desde el primer día. Es bonito tener cierto tono de bronceado, pero es feo y perjudicial tener la piel ennegrecida. Que cada uno conozca su tipo de piel y sepa qué protección debe usar y el tiempo que debe estar al sol. Evitar una quemadura hoy es muy importante, y que reste lo menos posible del capital solar que tiene su propia piel. Los calvos que usen gorra siempre. Utilizar gafas de sol en la playa, porque la mayor parte de las cataratas son provocadas por los efectos de los rayos solares".

Recuerda que ir a la playa a pasear o a bañarse también es una forma de tomar el sol y hay que protegerse como si se fuera a tumbar en la toalla.

El sol tiene efectos beneficiosos. No sólo estéticos, sino que provoca buen humor "porque fabrica endorfinas, hormonas que te hacen sentir bien. Pasear o bañarse dan sensaciones agradables"

Para contactarnosescobarlarevistadigital@gmail.com
Escobar La Revista Digital
Publicar un comentario

Entradas populares