English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

¿Las garrapatas del perro se transmiten a los humanos?

Las garrapatas afectan a canes y humanos y contagian afecciones peligrosas como la enfermedad de Lyme: ¿Las garrapatas del perro se transmiten a los humanos? Sí, aunque con matices. Los veterinarios comentan en este artículo que no son los canes los responsables de la infección de garrapatas en las personas, sino que son las garrapatas agazapadas en busca de alimento quienes atacan a los humanos y, también, a los perros. Con animales cerca, lo normal es que la garrapata prefiera morder a un can que a una persona. Pero, ¿qué enfermedades graves pueden transmitir las garrapatas a perros y personas? ¿Por qué son más peligrosas para ancianos y niños? Y, ¿qué se debe hacer para alejar a estos insectos malignos de personas y animales? Todo ello se explica a continuación. // Por EVA SAN MARTÍN

¿Las garrapatas del perro infectan a las personas?

  • Las garrapatas atacan a perros y a personas y pueden causar enfermedades graves


Las garrapatas están entre los parásitos externos más frecuentes en los perros. Estos pequeños insectos de aspecto similar a una pequeña araña, y también con ocho patas, apenas miden unos milímetros, pero armados con potentes mandíbulas, son capaces de agarrarse a la piel del can y alimentarse de su sangre.

Y ¿cuál es el peligro? Pues que, además de debilitar al animal, pueden transmitir infecciones y enfermedades al peludo amigo. Pero no solo eso. "Las garrapatas pueden atacar y alimentarse de la sangre del perro, pero también de la de las personas", explican los veterinarios del Comité de Animales de Compañía y Parásitos, una asociación independiente de expertos en salud veterinaria y enfermedades.


La piel de una persona mordida por una garrapata estará irritada y enrojecida. Pero el peligro no acaba ahí. Los expertos advierten de que las afecciones que transmiten a los canes también pueden contagiar a los humanos. Ahora bien, enfatizan estos veterinarios: "Los humanos no nos contagiamos de las enfermedades por culpa de los perros. Ambos, canes y personas, nos infectamos de estas enfermedades cuando entramos en contacto con las garrapatas que esperan al acecho un nuevo cuerpo al que parasitar".

Por eso, es más probable que una garrapata pase de humano a perro que de este animal a una persona. En otras palabras: no son las garrapatas del can las que infectan a los humanos, sino las garrapatas que esperan una víctima a la que parasitar, sea esta un perro o una persona. De hecho, las infecciones de garrapatas a personas suceden en ausencia de canes u otros animales a los que parasitar. Un riesgo que crece de forma especial para las personas ancianas y niños, cuando no hay animales cerca a los que atacar.

¿Qué enfermedades contagian las garrapatas?

Las garrapatas causan rojeces e irritación en la piel. Cuando la infección se prolonga, estos parásitos provocan debilidad, pérdida de sangre e incluso anemia en el animal parasitado.

También originan dolencias graves como la enfermedad de Lyme, que afecta a perros y humanos y que resulta ser la más grave infección bacteriana que puede transmitirse de las garrapatas a las personas.

La señal más frecuente de la enfermedad de Lyme es una erupción de color rojo alrededor del mordisco de la garrapata. Después, aparecerán signos similares a los de la gripe. "Los síntomas más frecuentes es un círculo enrojecido en torno al mordisco del insecto, además de una importante fatiga y otros síntomas asociados a la gripe", advierte Tim Brooks, médico, director del Laboratorio de Patógenos Raros e Importados de Reino Unido y experto en esta afección.

Sin embargo, hay que tener mucho cuidado, pues la enfermedad de Lyme no tratada a tiempo puede provocar problemas neurológicos y dolores articulares durante meses, incluso años, después, si no se ha recibido la medicación adecuada. Se trata con antibióticos, siempre que la dolencia sea diagnosticada a tiempo.

¿Cómo evitar las garrapatas del perro en humanos?

  • Evitar los paseos con el animal por zonas de maleza alta, en especial durante el verano, cuando las garrapatas son más peligrosas.
  • Utilizar productos antigarrapatas para proteger al can. Lo recomendable es consultar con el veterinario.
  • Los niños deben ser revisados tras jugar en zonas boscosas o con alta maleza, sobre todo en los meses de calor.
  • No hay que arrancar la garrapata adherida a la piel si no sabe cómo hacerlo, ya que puede provocar que la mandíbula del parásito quede dentro. El mejor consejo es acudir cuanto antes al veterinario o al médico, en caso de que la mordedura sea sobre una persona.
  • Las garrapatas deben extraerse con ayuda de unas pinzas, agarradas lo más cerca de la piel de la persona o animal infectado como sea posible. La extracción debe hacerse con un único tirón seco. Conviene acudir al médico para revisar si se ha hecho de forma correcta.

Siga a Eva San Martín en Twitter.

Para contactarnosescobarlarevistadigital@gmail.com
Escobar La Revista Digital
Publicar un comentario

Entradas populares