English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Isla Saona: el Caribe en su esencia

Las playas y los paisajes paradisíacos son el atractivo fundamental de isla Saona, en la república Dominicana, y por eso es una de las excursiones más vendidas en los complejos hoteleros. Ven a conocerla con nosotros

Situada al sureste de República Dominicana. Su forma es alargada con una extensión de más de ciento diez kilómetros cuadrados.

En casi todos sus recovecos su conformación es plana, menos en la parte norte donde hay un acantilado que alcanza más de 40 metros.

La isla es considerada una importante reserva ecológica y está prohibido construir edificaciones en la parte litoral. Solamente hay dos pequeños poblados: Catuano y Mano Juan en donde hay unas pocas casas de madera y los residentes son pescadores.

Debido a su estado de conservación y virginidad, es una de los paseos turísticos más promocionados en la República Dominicana.


En las playas hay mercadillos, pequeños sitios para beber y comer e incluso tumbonas para poder relajarse mientras dura la visita.

Isla Saona la isla más grande que forma parte de la República Dominicana y está repleta de vegetación. Existe una gran cantidad de flora y fauna alrededor de la isla.

Su agua es cristalina, la arena blanca y es el destino ideal si lo que se busca es descansar y abstraerse de todo. El contacto con la naturaleza es extremo e ideal para quienes disfrutan de la vida al aire libre y del medio ambiente en su máxima expresión.


Es posible encontrar gran diversidad de aves, reptiles, yacimientos arqueológicos y cuevas para explorar la historia y cultura de esta isla. Los diferentes ecosistemas que se pueden encontrar son los manglares, bosques semi húmedos y matorrales.

Las aves más características de la zona son las gaviotas, la paloma y la cotorra verde. Entre los animales más particulares se distingue la iguana, el murciélago, el delfín y el manatí.

Las excursiones que se realizan desde los hoteles se basan en la recogida en la puerta del alojamiento y una vez en el puerto el traslado se efectúa en catamarán que dispone de sitio para cincuenta personas.

El trayecto suele durar aproximadamente una hora y media. Durante el traslado se podrá observar el frondoso Parque Nacional del Este y se podrá disfrutar de una comida y una actuación en vivo.

La visita a la isla no está completa si no se hace un viaje en lancha para conocer una destacada piscina natural dentro de los manglares situados en el Parque Nacional, en donde es posible vislumbrar estrellas de mar que se pueden tocar con las manos, corales, caracolas y el agua es de una profunda tonalidad turquesa.

En cuanto a la comida, es posible degustar de diferentes pescados, mariscos, langosta arroz, zumos naturales y frutas en los restaurantes construidos con materiales naturales.

Estos pequeños locales se encuentran bajo la sombra de imponentes palmeras cocoteras.


Para contactarnosescobarlarevistadigital@gmail.com
Escobar La Revista Digital
Publicar un comentario

Entradas populares