English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Cómo saber cuándo son abiertos los emails que enviamos

El SERVICIO, una vez instalado y asociado a nuestra cuenta (mediante login social o user/password manual), tendremos nuevas opciones integradas en nuestro gestor de correo que nos permitirán habilitar el tracking para cada envío, de forma que una ventana emergente nos avisará cada vez que el destinatario abra el email que le hemos enviado. // AUTOR: Raúl Rosso

estra actividad online cada vez está más expuesta, y aquellos que se cobijaban en nicknames y avatares anónimos ya empiezan a sentirse incómodos: ahí está la polémica notificación de lectura de mensajes de WhatsApp o servicios premium en redes sociales para saber quién visita nuestro perfil entre muchos otros elementos de tracking para nuestra actividad digital. En el caso de Sidekick, estamos ante una extensión de Chrome que permite saber el momento exacto en el que alguien abre los emails que hemos enviado. ¡El apocalipsis!


El servicio es compatible con Gmail, Outlook y Apple Mail, y su funcionamiento es muy simple: una vez instalado y asociado a nuestra cuenta (mediante login social o user/password manual), tendremos nuevas opciones integradas en nuestro gestor de correo que nos permitirán habilitar el tracking para cada envío, de forma que una ventana emergente nos avisará cada vez que el destinatario abra el email que le hemos enviado.

¿Dónde está el truco entonces? Pues el sistema no puede ser más simple, ya que lo único que hace la herramienta es insertar una pequeña imagen invisible al correo que sirve como notificador de apertura. Cuando un usuario lea el correo y nuestro gestor descargue automáticamente los datos adjuntos, Sidekick detectará que dicho archivo, con un identificador único, ha sido descargado, enviándonos la confirmación de dicha lectura en el proceso.

Este sistema se traduce en que por norma general, y salvo que el destinatario se preocupe por comprobarlo, no va a darse cuenta de que el correo que le hemos enviado tiene tras de sí un sistema de seguimiento. Outlook muestra un pequeño mensaje junto al correo que permite identificarlo, pero Gmail por defecto se traga cualquier adjunto sin decir nada. La única forma de evitar el tracking desde cuentas de Google es desactivando la descarga automática de imágenes adjuntas tal y como se explica en este tutorial.

Para contactarnosescobarlarevistadigital@gmail.com
Escobar La Revista Digital
Publicar un comentario

Entradas populares