English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Los hábitos más duros para el bolsillo

Incluso las pequeñas cosas pueden terminar costándole mucho, con el tiempo. Estos son algunos de los peores hábitos que pueden costarte muy caro en el futuro:

1. No pagar nunca su tarjeta de crédito

Si usted sólo paga el monto mínimo de la cuenta de su tarjeta de crédito, usted estará pagando principalmente los intereses, y es probable que siga pagando sus deudas durante años, en lugar de meses.

Una gran manera de averiguar cuánto dinero le está costando este hábito es mirar su factura.

Cada estado de cuenta mensual indica la cantidad de intereses que usted debe pagar ese mes, cuánto tiempo le llevará cancelar la deuda pagando siempre lo mínimo, y cuánto tiene que pagar para saldar la deuda en tres años. Los pagos de intereses pueden ser enormes y, si sólo paga la cantidad mínima, no va a hacer ningún progreso real en el pago de su deuda.


2. Comer afuera

Cuando usted es soltero, puede que no le parezca tan costoso comer afuera un par de noches por semana. Sin el costo adicional que implica comer afuera con los hijos, puede ser casi tan barato como cocinar en casa.

Por supuesto, esto depende de dónde coma y qué cocina en su casa. Si va a comer afuera en restaurantes de primer nivel, definitivamente podría cocinar por menos.

Pero salir a comer se convierte en un hábito que puede ser más difícil de revertir una vez que uno está casado y tiene hijos.

Si usted estima que una familia promedio de cuatro personas podría gastar alrededor de $25 comiendo en un restaurante de comida rápida, y que usted podría hacer una comida similar por un poco menos de $10 en su casa, puede obtener un ahorro de $15 por comida.

Si usted deja de comer afuera dos veces por semana, puede ahorrar $1.560 al año. El ahorro puede ser aún mayor si usted come en restaurantes más caros.

Planificar el menú y comprar comida hecha pueden ser buenas opciones si usted no tiene tiempo de preparar la comida.

3. Fumar

Fumar puede resultar costoso en muchas maneras diferentes. En primer lugar, está el costo de los cigarrillos. El costo promedio es de alrededor de $5 por paquete.

Si usted fuma un paquete cada dos días, usted va a gastar $ 912,50 por año. Si usted fuma un paquete al día, gastará $1.825 por año.

Sin embargo, los costos adicionales pueden aparecer más tarde, como tener que lidiar con problemas de salud graves por los efectos secundarios de fumar. Fumar un paquete diario le costará $150 por mes, dinero que podría gastar en otras cosas.

4. Juegos de azar

El juego es un hábito que realmente puede resultar muy dañino con el tiempo. Si usted padece una adicción al juego, puede estar en peligro de perder su casa, su familia y su trabajo.

Los costos se vuelven abundantes rápidamente, porque realmente puede resultar difícil detenerse.

Si usted hace una apuesta de vez en cuando, sólo en eventos importantes, o si va al casino una vez al año, es probable que no tenga que preocuparse por esto, siempre y cuando pueda detenerse cuando haya perdido el monto máximo que usted establezca.

Sin embargo, si usted apuesta o juega al póquer por internet constantemente, puede que tenga que buscar ayuda para su adicción.

Los boletos de lotería también entran en esta categoría. Usted debería dejar este hábito lo antes posible, porque nunca podrá compensar todo lo que invierte en él.

5. Compras impulsivas

Las compras impulsivas pueden hacerle acumular deudas rápidamente. Puede resultar difícil calcular cuánto le costará este hábito por año, porque las compras suelen estar mezcladas con otros gastos necesarios.

Otro problema puede ser la búsqueda de ofertas, si esto implica aprovechar ofertas incluso de productos que usted realmente no necesita.

Estas ofertas pueden terminar costándole mucho dinero en cosas que realmente no necesita. En primer lugar, usted debe armar una lista de cosas que quiere o necesita comprar en oferta.

Por ejemplo, si usted sabe que necesita comprar una carpa para el año siguiente, usted puede tomarse el tiempo de buscar una oferta, en lugar de pagar el precio completo.

Oblíguese a reflexionar sobre la compra durante veinte cuatro antes de adquirir el producto, a menos que necesite comprarlo ya. Si usted piensa que tiene una adicción por las compras, es posible que tenga que buscar ayuda para su problema.

Escobar La Revista Digital
Publicar un comentario

Entradas populares