English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Las redes sociales como soportes educativos

Argentina es uno de los países del mundo con mayor número de usuarios de redes sociales. Estar en Facebook o Twitter se volvió sinónimo de encontrarse con amigos, familiares, colegas y conocidos. Por Lic. Alejandro Lara

Hoy nos permite enterarnos de la vida del otro instantáneamente, conocer a amigos de amigos, abrirnos nuevas relaciones sociales o laborales, o simplemente coincidir en grupos temáticos o de intereses comunes.

En las instituciones educativas de turismo, son muchos los docentes que exploran usos posibles para las redes sociales.

El trabajo en las aulas con servicios y aplicaciones de redes sociales educativas ofrece una serie de ventajas muy notables desde el punto de vista educativo, ya que son herramientas interactivas y eficaces para la enseñanza y el aprendizaje. Permiten que el profesor que utilice estos recursos enseñe a sus estudiantes a adquirir capacidades para que se valgan por sí mismos, y sigan aprendiendo en un mundo sometido a un proceso acelerado de cambio y transformación. No solo permiten la transmisión de conocimientos entre las personas, sino que, además, desarrollan competencias tecnológicas imprescindibles para operar en contextos diversos y complejos.


Hacer cotidiano el uso de tecnología en clase permite que los estudiantes desarrollen habilidades y aptitudes tales como la socialización, el trabajo en equipo o la importancia de compartir. Ayudan a profesores y estudiantes a tomar conciencia sobre la importancia de la identidad digital y los procesos sociales de participación, formación de la opinión y toma de decisiones que caracterizan a las sociedades globales.

El turismo por ser una actividad que implica el traslado de personas con fines lúdicos y de recreación fuera de sus lugares de residencia, encuentra en las redes sociales un aliado indispensable, al momento de promocionar un servicio o destino. Por eso trabajar desde el aula con redes sociales, familiariza su uso en temas específicos, en este caso la actividad turística.

Algunos profesores eligen usar Facebook o Twitter para estimular la lectura o compartir contenidos y para generar conversaciones sobre los temas de la clase. Los posteos y el chat de Facebook se convierten a veces en extensiones del aula que ya no tiene paredes ni horarios fijos y que se arma con códigos más informales de intercambio que permiten otro tipo de diálogo. Ese paso tiene sus ventajas, como es el sumar a los alumnos a una charla sobre las materias, pero también sus desventajas, ya que el diálogo puede quedar a un nivel informal y hasta superficial.

El desafío del docente es establecer un protocolo de producción de contenidos y de conversación, con el objeto de que sea el propio alumno el que se modere y auto controle sobre los contenidos que publique online.

Esta forma de trabajo colaborativa, dinámica y horizontal ayuda a que los procesos cognitivos evolucionen a través de la transformación y manipulación de la información, desarrollando lo que se conoce como capacidades cognitivas de alto nivel, tales como el razonamiento, la capacidad de síntesis, análisis y la toma de decisiones.

Por su parte, desde el punto de vista del profesor, constituye una magnífica oportunidad para el aprendizaje, la formación permanente y el desarrollo profesional, así como un escenario cada vez más frecuente de intercambio de experiencias, noticias y contacto con alumnos y colegas.

El educador debe poseer las destrezas y habilidades necesarias para ser un agente activo en la selección y tratamiento de la información en red, constructor de conocimiento y orientador en los temas académicos abordados, al ponderar siempre y, en definitiva, ser sujeto de su momento sociohistórico.

Esta transformación de la docencia en turismo debe analizarse en el contexto más amplio de una transformación de las condiciones laborales de los egresados, lo cual implica necesariamente revisar las currículas a los efectos de brindarle al futuro profesional los conocimientos y destrezas necesarios para abarcar todo el abanico de posibilidades que ofrece la actividad.

Los nuevos estudiantes están mejor preparados que las generaciones anteriores para acercar la tecnología al ámbito educativo, por haber tenido muchos de ellos experiencias previas en su vida escolar y por resultarles familiares la utilización de dispositivos y redes sociales en su entorno y su vida social.

Porque, en definitiva, el invariable propósito es formar profesionales idóneos para los cambios permanentes que experimenta la actividad, en particular la promoción, la comercialización online y la gestión de reputación en redes sociales (facebook, twitter, youtube, portales de turismo, etc.). Una vida profesional de acuerdo con la realidad en la que están destinados a entrar. Para estar preparados, necesitan instrucción, conocimientos teóricos y prácticos, concretos de inmediata aplicación. Y para ser una enseñanza de calidad, la universidad o instituto terciario necesita propiciar y propagar la apertura de la mente y no su cerrazón, y la tecnología aplicada correctamente a la educación, es el medio adecuado para lograrla.


Escobar La Revista Digital
Publicar un comentario

Entradas populares