English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Agresividad entre perros: cuatro pasos para corregirla


Un perro agresivo con otros congéneres puede ser consecuencia de una incorrecta socialización o de una falta de normas en casa.
Las causas por las que un perro agrede a otros canes pueden ser diversas. Pero entre las más comunes se encuentran la incorrecta socialización del perro, la falta de normas en casa o que sea muy territorial y dominante. Para estos casos, existen cuatro pasos que los dueños de un perro agresivo con otros canes deben dar: averiguar la causa, marcar pautas de comportamiento para el perro, no aislarle y acudir a un educador canino. // Autor: CAROLINA PINEDO - www.consumer.es

Perros que agreden o atacan a otros perros

Un can que agrede a otros congéneres tiene un problema de conducta, que debe tratarse y solucionarse cuanto antes. Las consecuencias de este problema pueden ser graves, ya que los encontronazos con otros perros también se pueden trasladar a las personas.

Las mordeduras de un can, además, pueden provocar graves heridas. Por ello, es importante abordar este problema de conducta cuanto antes. Los primeros cuatro pasos que debe dar un dueño con un perro que agrede a otros canes son los siguientes:

1. Perros que atacan a otros canes: averiguar la causa


La razón por la que el animal tiene encontronazos con otros perros es clave para poder abordar este problema de conducta. Por lo general, "las razones por las que está provocada la agresividad del perro con otros congéneres son una socialización incorrecta, la territorialidad, una posición jerárquica incorrecta del can en el grupo familiar, la falta de normas en casa para el perro, así como un carácter demasiado dominante", explica Gregorio Sánchez, educador canino.

Las situaciones mencionadas se refieren a cachorros que no se han relacionado con sus congéneres lo suficiente y, en consecuencia, no han aprendido las pautas de comportamiento canino. Pero también a perros que son muy posesivos con lo que consideran su territorio (casa, dueños).

Otros canes pelean por estar en lo alto de la jerarquía de su grupo familiar (dueños, otros perros), por tratar de imponerse a otros perros o porque quieren ser los líderes.

2. Perros agresivos: marcar normas y pautas de comportamiento

Órdenes como "sit, quieto o tumbado" son de gran ayuda para controlar al perro cuando se encuentra con otros canes en la calle. Sánchez explica la forma de actuar en este sentido. "Cuando otro perro se acerca, es el momento de dar la orden al can conflictivo para que se tumbe; de esta manera, aprende a estar relajado ante la presencia de otro animal", aconseja este educador.

Lo idóneo es conseguir que ambos perros logren pasear juntos. Y que el animal con el problema de conducta tolere, de manera paulatina, la relación con otros canes en la calle. Si el perro asocia la interacción con otros canes con experiencias positivas, su conducta agresiva desaparecerá de forma gradual.

3. Enfrentarse al problema y no aislar al perro peleón

El hecho de no enfrentarse a la presencia de otros perros para eludir encontronazos no soluciona el problema. "Un perro que agrede a otros congéneres puede hacerlo también con sus dueños", afirma Sánchez.

Por ello, es recomendable tomar medidas cuanto antes, para solucionar el problema de conducta del can.

4. Acudir al educador canino

La conducta agresiva del perro con otros canes es de las situaciones que suele necesitar la intervención del experto en comportamiento canino.

El entrenamiento de un perro con problemas de agresividad hacia otros congéneres puede tardar entre tres y seis meses, según el caso. Para obtener resultados satisfactorios, los dueños tienen que participar de manera activa en el proceso de educación.

Escobar LA REVISTA Digital
Publicar un comentario

Entradas populares