English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Como mejorar el aspecto de tus plantas


El autorriego puede solucionar los problemas que surgen en nuestro jardín cuando nos vamos de vacaciones o simplemente cuando sabemos que por falta de tiempo no podemos dedicarnos a atenderlo como corresponde


Muchas veces nuestras plantas exhiben síntomas que desconocemos: se ven mustias y caídas, o quizás presenten alguna herida o enfermedad que no sabemos cómo se trata.

Plantas dañadas

Para evitar que los parásitos las invadan, colocar algunos fósforos clavador cabeza abajo adentro de la maceta. El azufre destruye los parásitos sin perjudicar a la planta.

Mejorar el aspecto de las plantas

Introducir un par de clavos de hierro oxidados en la tierra de la maceta. Esto ayudará a que la apariencia de las plantas mejore ostensiblemente. Si son plantas de flor, basta con poner un par de gotas de aceite de oliva cerca del tallo, donde se hunde en la tierra.

Abono casero

Se puede mejorar la tierra del jardín haciendo uno mismo el abono. Para ello, basta con mezclar en un recipiente hojas caídas de árboles, césped, café molido usado, tierra y un poco de agua, y mezclarlo con la tierra de la maceta o el jardín.

Heridas en las plantas

Si las plantas tienen alguna herida o corte profundo, cubrir la zona dañada con cera caliente (fundida), de ser posible cera pura de abeja (aunque sirve también una vela).

Puede utilizarse una brocha para extender bien la cera sobre la planta. Dejar solidificar, y la propia planta, árbol o arbusto poco a poco irá cicatrizando la herida y seguirá creciendo perfectamente.

Repelentes de insectos

Algunas plantas como la Albahaca, el jazmín, la lavanda, el saúco o el perejil, y en general la mayoría de las plantas aromáticas, son repelentes de los insectos. Lo que los atrae realmente son las flores y los colores llamativos. Las plantas tienen multitud de propiedades que son desconocidas para la mayoría de la gente.

Riego automático

Irse de vacaciones supone problemas a la hora de regar las plantas. Sin embargo, existe un fácil sistema de autorriego que puede solucionarlos: colocar en un recipiente grande todas las macetas que quepan y llenarlo de agua hasta tres cuartas partes de la altura de las mismas. La planta irá absorbiendo el agua que necesite para vivir.

Un ramo fresco por más tiempo

Para conservar un ramo de flores, hay que quitar las hojas inferiores y añadir al agua un chorrito de vinagre de alcohol. Al cabo de varios días, se observará cómo las flores conservan intacta su belleza.

Remedios contra el Pulgón

Existen cuatro tipos de pulgones: verde, negro, gris y naranja. Es importante eliminar el pulgón de las plantas ya que absorbe la savia de los nuevos brotes y las impide su crecimiento normal. En el mercado existen varios insecticidas para eliminar este parásito tan perjudicial.

Recoger las hojas caídas

La recogida de las hojas que caen debe ser sistemática y cuidadosa, con el fin de que los residuos en descomposición no tapen las alcantarillas o no se acumulen sobre una plantita, marchitándola. Si las hojas están sanas, se apilarán en un sitio cubierto para usarlas como abono; de no ser así, se deben quemar inmediatamente.

No más ramos mustios

Cuando las flores comienzan a adquirir un aspecto lánguido, sumergir los tallos durante unos segundos en agua hirviendo, recortarlos inmediatamente y colocar nuevamente las flores en un jarrón lleno de agua con un par de ‘aspirinas’ disueltas en ella (también pueden ser un par de cucharadas de azúcar o un chorrito de lavandina).

Malas hierbas

Para eliminar sin esfuerzo de las malas hierbas, regar con agua hirviendo. Si salen hierbas en el camino de grava o embaldosado, añadir sal gruesa al agua.

Escobar LA REVISTA Digital
Publicar un comentario

Entradas populares