English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Trastornos mentales comunes de fin de año: ¿cómo terminar el 2013 de la mejor manera?


10 de cada 100 personas en nuestro país presenta alguno
de estos problemas al finalizar el año.
Desde RED SANAR (la ONG más grande en Argentina en asistencia gratuita en ansiedad, fobia, pánico, estrés y depresión) se explica cuáles son esos problemas y las posibles soluciones a los mismos. // (* Por el Dr. Roberto Ré, Director de Red Sanar)

La Organización Mundial de la Salud informa que existen 250 tipos de fobias conocidas: se trata de miedos irracionales o desproporcionados que anidan en nuestra mente y se manifiestan corporalmente bajo diferentes síntomas. El fin de año y las fiestas dan lugar a nervios, discusiones, recuerdos y muchas otras sensaciones que agudizan ciertas fobias. El 10% de la población de nuestro país presenta algún trastorno mental que no le permite disfrutar de este período del año.

No me quiero reunir


La fobia social es una de las más comunes, se manifiesta a través del temor a ser evaluado negativamente por el resto o hablar en público. Las fiestas de fin de año para las personas que la padecen pueden ser una tragedia, dado que esta oportunidad moviliza angustias no resueltas previamente. Es por eso, que muchos presentan excusas y no acuden a las reuniones, logrando un aislamiento social que lejos de solucionar el problema lo agrava.
Por otra parte, la fobia social, como algunas otras, pueden dar inicio a adicciones como el alcoholismo, dado que durante esta época se consume todo tipo de bebidas alcohólicas en cualquier momento o reunión para “festejar”. Es entonces, cuando muchas personas que no quieren reunirse pero que igualmente confirman asistencia (obligados a veces, por ejemplo, a asistir a fiestas de fin de año de sus trabajos) encuentran en la desinhibición que provoca el alcohol un reforzador negativo de su baja autoestima y de las conductas evitativas e inseguras, ansiosas o depresivas. Esto es debido a que el alcohol se presenta en sus primeros estadios como un tranquilizante y euforizante del ánimo.

La falsa alegría
La llegada de fin de año trae aparejadas miles de tareas: la organización de las fiestas, las corridas para comprar regalos, los saludos a los vecinos o amigos olvidados, viajes y visitas de familiares. Por todos estos motivos, se incrementan las comunicaciones interpersonales.
Algunas veces, la falsa alegría está presente dado que viejos resentimientos siguen operando ocultos bajo disfraces que el alcohol destapa, dando lugar a la tragedia de hechos o a la evocación de palabras que generan la ruptura de los vínculos de amor.
Todo esto provoca presiones que producen un aumento de irritabilidad y malhumor. En diciembre abundan las consultas médicas por contracturas, angustia, tensión e ira, trastornos del sueño, dolores de espalda y cabeza, cansancio crónico, depresión, hipertensión arterial y malestares físicos en general. En las guardias de los hospitales aumentan aumentan los casos relacionados con alcohol, violencia y muertes.

“Me voy de viaje solo, este año no me reúno. Navidad y fin de año son dos días comunes y corrientes para mí”
Es una decisión que muchos toman y que se escucha mucho en los consultorios. No es para nada aconsejable.
Esta época del año está impregnada de una sensibilidad especial, y mientras se reciben consultas porque muchos le temen a la soledad, otros eligen estar la noche del 24 y del 31 solos en sus casas, para evitar todo tipo de conflicto vincular, o viajan a lugares donde no haya conocidos.
Inevitablemente el fin de año es una instancia de replanteos donde se agudizan sentimientos de angustia y se tiende a hacer un balance que no siempre deja saldos positivos.
Frente al dilema de pasarlo solo o en compañía, en las últimas décadas aparecieron nuevos modelos de reuniones: encuentros multifamiliares, con amigos o parejas. Lo importante es estar acompañado para paliar la tristeza o compartir la alegría.

Superar los duelos previamente
Duelo es la actividad y actitud de la persona ante la reacción emocional, espontánea y natural que provoca el sufrimiento producido por: pérdidas en general, omisiones, alejamientos o muertes. Es decir, se llama duelo a toda pérdida no asumida o en fase de elaboración, que puede ir desde el acontecimiento más dramático de la vida, como es la muerte de un hijo, hasta la pérdida del cónyuge, jubilarse o quedarse desocupado. Algunas personas en esta época del año, según el momento de la vida que transitan, se encuentran solas, enfermas, deprimidas, desesperanzadas, incomunicadas o con duelos no resueltos.

El recuerdo de los seres queridos que ya fallecieron suele ser en estos días más angustiante aun, por lo tanto se produce el fenómeno de reforzamiento negativo, se agrava la ansiedad y se intenta evitar el recuerdo y todo lo que lo evoque, instalando el proceso de fobia a las fiestas. Hay personas que, por su carácter de tipo melancólico, retraído, ensimismado y aferrado a viejas creencias, se mantienen en estado persistente de duelo y agravan el mismo con fobias a disfrutar de las ventajas y regalos que nos da la vida. Hacen culto enfermizo, obsesivo y hasta compulsivo a permanecer en estado disfuncional y perturbador.
A las personas que no superan un duelo no les resulta fácil “soportar” la alegría, el placer y la felicidad y les es muy difícil “aguantar” el dolor. Estas personas se suelen aferrar a la falsa idea de que el sufrimiento es algo “extraordinario”, que “viene” de afuera a nuestra vida y no es algo interior construido por ella misma como el buen humor, el encanto y la alegría que son constructos aprendidos y que debemos esforzarnos en desarrollar. Muchas veces es necesario acudir a un profesional de la salud mental para lograr superar los duelos.

Algunas soluciones: ¿QUÉ HACER PARA DISFRUTAR DE LAS FIESTAS?
Lo aconsejable es evaluar qué estilo de vida tenemos y si fuese el caso consultar previamente a un profesional de la salud para poder bajar los decibeles y llegar con más reservas a las fiestas y a las vacaciones.
Buscar los caminos a una saludable integración para librarnos de todas las ataduras que las viejas creencias, las fobias o la falta de educación en la resolución de los duelos nos imponen. Porque estos trastornos nos esclavizan, enferman, y limitan nuestras aptitudes y actitudes más valiosas.

Para la Navidad y el Fin de Año cada uno “debe cocinar” su propia receta en la que no debe faltar:
1. Estilo de vida saludable
2. Vivir plenamente los reencuentros en clave de positividad
3. Integrarse socialmente con emociones positivas
4. Vencer las fobias, especialmente la fobia social
5. Tener control con los abusos de alcohol
6. Desterrar la irritabilidad, agresividad y el mal humor
7. Integrarse a los seres queridos
8. Elaborar sanamente los duelos pendientes
9. Cultivar el encanto por la vida
10. Gestar la sana alegría en clave de amor

Estos ingredientes son imprescindibles para vivir plenamente las fiestas, y así crear lindos y sanos recuerdos.

Información sobre la Red Sanar
Se constituye como una red social, que cuenta con 60 filiales en nuestro país y representantes en Brasil, Chile, Bolivia y México. Cuya misión es la psicoeducación para la prevención y asistencia de los trastornos de ansiedad, estrés, fobia, pánico y depresión. Además trabaja en la formación de voluntarios, quienes coordinados por un psiquiatra o psicólogo colaboran en la recuperación del enfermo, proporcionándole una cura integral multidimensional en los aspectos físicos, emocionales, mentales, sociales y espirituales.


Información sobre el doctor Roberto Ré
Es médico especialista en Psiquiatría, posee dos master en Neuropsicofarmacología Clínica y en Psiconeuroendocrinologia, otorgado por la Unv. de Favaloro. Es miembro fundador de la Asociación Argentina de los Trastornos de Ansiedad (A.A.T.A), es fundador de los teléfonos para la ayuda al suicida y director de la RED SANAR (www.redsanar.org): grupos con
orientación humanista y cristiana en el marco de la pastoral de la salud. Además, es docente en la Universidad de Buenos Aires, en la Universidad Católica de Salta y la Universidad del Salvador. En el 2008 fue nombrado Docente a cargo del Modulo Sufrimiento, duelo y sanación en el Diplomado de Humanización de la Salud de la Universidad Finis Terrea de Santiago de Chile.

¿CÓMO CONTACTARSE CON LA RED SANAR?
Web: www.redsanar.org
Facebook: http://www.facebook.com/red.sanar
Red Telefónica:
15 3 248 2998 (Lunes a viernes de 9 a 14)
15 4 970 8420 (Lunes a viernes de 9 a 14)
15 3 248 2967 (Lunes a viernes de 14 a 18)
15 5 018 18 27 (Lunes a viernes de 14 a 18)
15 3 248 2967 (Lunes a viernes de 18 a 22)
15 3 689 5722 (Lunes a viernes de 18 a 22)
E-mail: redsanar@redsanar.org o redsanar1@gmail.com

¿CÓMO CONTACTARSE CON EL DOCTOR ROBERTO RÉ?
Consultorio en Capital Federal: 011- 4903-9955 (Lunes, Miércoles y Viernes de 13 a 20)
Consultorio en Santa Rosa, La Pampa: 02954 – 426246
E-mail: drre@ssdnet.com.ar

Escobar LA REVISTA Digital
Publicar un comentario

Entradas populares