English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

iPhone 5S o iPhone 5C: diferentes pero...

Los nuevos teléfonos de Apple varían poco en diseño y dimensiones respecto al iPhone 5, pero mantienen entre sí diferencias importantes // Autor: ANTONIO DELGADO

La nueva generación del iPhone ya es oficial. Apple ha presentado dos nuevos modelos, el iPhone 5S y el iPhone 5C, con unas dimensiones muy similares y un diseño que solo difiere en el tipo de cobertura. El iPhone 5C sustituirá al iPhone 5, que fue lanzado el año pasado y ahora dejará de comercializarse. Se distingue de este solo por la carcasa externa, que será de policarbonato. Por su parte, el modelo 5S tiene un aspecto más similar al 5, pero por dentro ha mejorado tanto su procesador como su cámara fotográfica. ¿Cuál de ellos debería ser mi próximo móvil? Este artículo quiere dilucidar cuál es el que más conviene a nuestro perfil de consumidor, sin olvidar de que además, Apple sigue manteniendo el iPhone 4S en su cartera de productos a un precio inferior de mercado. Aunque este terminal fue presentado en 2011, es el teléfono barato de la multinacional estadounidense.

Antes de comenzar, es necesario apuntar que los nuevos teléfonos de Apple no están pensados para los usuarios que posean ya un iPhone 5 -o incluso un iPhone 4S-, sino para los que tengan generaciones anteriores o bien estén buscando un smartphone de gama alta con los últimos avances del mercado.

El iPhone 5S y el 5C comparten la misma pantalla que el iPhone 5. Es decir, una pantalla multitáctil de 4 pulgadas con una resolución de 1.136 x 640 píxeles, con una densidad de puntos por pulgada de 326. Además, ambos modelos estrenan iOS 7, la nueva versión del sistema operativo para dispositivos móviles de Apple.

iPhone 5C, para mercados emergentes


En el caso del iPhone 5C, el resto de características de hardware importantes son iguales a las del iPhone 5. Es decir, cuenta con un procesador Apple A6, un gigabyte de memoria RAM, una cámara trasera de 8 megapíxeles y otra delantera de 1,2 megapíxeles para hacer videoconferencias. Este teléfono se comercializa en dos versiones según el espacio de almacenamiento: 16 y 32 gigabytes.

La diferencia del iPhone 5C respecto al iPhone 5 reside en sus componentes exteriores. La carcasa, en vez de estar fabricada en una pieza de aluminio, es de policarbonato plástico al que se le ha añadido una resina transparente para dotar a su superficie de una mayor durabilidad. Debido al cambio de materiales, el teléfono es 20 gramos más pesado que el iPhone 5 y el iPhone 5S.


- Imagen: Apple -
Sin embargo, el importe estimado libre para el modelo de 16 gigabytes baja 100 euros respecto al iPhone 5: 599 euros. Por esta política de precios, este terminal está orientado a las operadoras que ofrecen un móvil asociado a un plan de contratos. Apple mira a mercados emergentes, en especial a China, donde ha firmado un acuerdo con la operadora China Mobile, que dispone de 600 millones de clientes.

En Estados Unidos, este teléfono lo venderán algunas operadoras a un precio de 99 dólares con una permanencia de dos años. En España, donde la subvención es cada vez menos frecuente -ya solo la ofrece en teoría Orange-, es posible que solo se encuentre libre o con financiación a plazos.

iPhone 5S, potente y polivalente

El iPhone 5S es un terminal muy parecido por fuera al iPhone 5 actual, pero actualiza algunos de sus componentes de hardware para competir con sus principales rivales de la gama alta: Samsung Galaxy S4, LG Optimus GS, Nokia Lumia 1020, Sony Xperia Z1 o el HTC One.

El nuevo teléfono presenta un procesador denominado Apple A7, el primer microprocesador para dispositivos móviles que trabaja en la arquitectura de 64 bits. Este nuevo chip dispone de una capacidad suficiente como para gestionar ordenadores portátiles, videoconsolas o tabletas. En este sentido, parece un dispositivo destinado a convertirse en un centro tecnológico portátil, capaz de servir tanto contenidos a una pantalla más grande como a un televisor, o incluso de hacer tareas ofimáticas con la misma potencia que un portátil, siempre que cuente con los debidos accesorios.

Según Apple, el rendimiento del nuevo procesador es el doble del modelo A6 y hasta 56 veces mayor al del primer iPhone. Pero en la nueva arquitectura solo lo notarán los usuarios de forma destacada a la hora de ejecutar aplicaciones como videojuegos de última generación desarrollados para los 64 bits. Entonces, serán los desarrolladores de aplicaciones para iPhone los que tendrán que crear nuevas que aprovechen los 64 bits de la nueva arquitectura.

Este teléfono también incluye un nuevo coprocesador denominado M7, encargado de medir la actividad y movimiento del usuario. Es decir, este procesador podrá cuantificar la actividad física del usuario, al igual que realizan otros dispositivos como las pulseras Fitbit Flex o Nike+ Fuelband, aunque no tendrá todas las características de estas. La aplicación Nike+ Move será la primera en utilizar esta nueva función.

Escobar LA REVISTA Digital
Publicar un comentario

Entradas populares