English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Ahorrar cuando se tiene una mascota

Cuidar a un animal no solamente es una responsabilidad que pasa por lo afectivo sino también por lo económico. ¿Cuáles son las claves para que el dinero invertido se justifique y sea el justo y necesario?

Hay varios aspectos a considerar que se pueden relacionar con el dinero que se invierte en una mascota. Entre las sugerencias más importantes, podemos destacar:

1.- Comida: inclinarse por un producto de calidad es una manera de ahorrar dinero. Los alimentos demasiado económicos pueden causar problemas de salud a corto y largo plazo.

El gasto en veterinario se verá aumentado ya que la salud del animal podrá verse perjudicada. Seleccionar productos que contengan carne como primer ingrediente. Aquellos basados en maíz o trigo deberían dejarse a un lado.

2.- Esterilización: puede resultar costosa, pero evita futuros problemas como enfermedades o el tener que hacerse cargo de cachorros que no se pueden conservar en el hogar.

3.- Juegos: a todos los perros y gastos les gusta jugar, pero los mejores juguetes son los más simples y aquellos que pueden fácilmente fabricarse con accesorios que se tengan en el hogar.


Es altamente probable que si se adquieren juguetes en la veterinaria o en las grandes superficies, éstos duren muy poco tiempo ya que lo primero que hacen las mascotas es morderlos hasta que consiguen romperlos o terminan enterrándolos.

4.- Vacunas: este aspecto es muy importante ya que es preciso estar al día con ellas y cumplir todo lo que menciona el calendario. Si no se respetan las fechas estipuladas, el animal puede contraer enfermedades que traigan aparejadas grandes desembolsos de dinero.

5.- Planificar los gastos e imprevistos: llevar una hoja en donde se mencionen los gastos de la mascota es importante para poder tenerlos en cuenta.

También hay que incluir en la planificación los imprevistos ya que pueden surgir cuando menos se espere. Siempre resulta conveniente poder ahorrar todos los meses un poco de dinero a modo de reserva en caso de necesidad.

En lugar de gastar en juguetes o en productos que la mascota no necesita, se puede guardar ese dinero para oportunidades realmente necesarias.

6.- Solicitar ayuda a un familiar o amigo que pueda quedarse con la mascota si se tiene que viajar o en época de vacaciones. Las residencias son una buena opción, pero el coste suele ser elevado y no está al alcance de cualquiera.

7.- En caso de tener que comprarle un cojín o cama, hay que pensar a futuro para no gastar en este tipo de productos más de una vez.

La resistencia y el tamaño son dos factores a considerar ya que la mascota irá creciendo y necesitará un sitio más grande cada vez y no hay que olvidar que los cachorros lo muerden todo.

Inclinarse por camas de un material resistente que pueda perdurar más allá de las mordidas que pueda provocar el animal.

Autor: Teresita Caballero
 Médica Veterinaria

Escobar LA REVISTA Digital
Publicar un comentario

Entradas populares