English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Los loros son tan listos como los niños de tres años


Los papagayos grises (Psittacus erithacus), que viven en plena selva africana, son capaces de razonar de forma lógica de forma similar a como lo hacen los grandes simios y los niños humanos de tres años de edad, según un estudio austriaco y alemán que publica la revista Proceedings of the Royal Society B en su última edición.

Para llegar a esta conclusión, Judith Schmidt y sus colegas utilizaron dos pequeñas cajas de plástico opacas, una llena de comida y la otra vacía. Al agitar las cajas, comprobaron que los pájaros deducían que el recipiente que sonaba era el que contenía los frutos secos. Si solo agitaban el recipiente vacío (que no producía sonido alguno) también deducían inmediatamente que no era aquel sino el otro el que contenía la comida, y se dirigían rápidamente hacia él. En definitiva, los papagayos grises encontraban la comida con la misma velocidad, agitando de forma horizontal los dos vasos o solo uno de ellos. Los seres humanos no son capaces de hacer este tipo de razonamiento lógico antes de cumplir los tres años de edad.


A diferencia de los papagayos, los primates no simios alcanzan esta habilidad solo tras someterse a un intenso entrenamiento, aclaran los científicos.

¿Los loros pueden ser zurdos?

Los loros jóvenes, al igual que los niños, experimentan con ambos lados de su cuerpo antes de decidir si serán zurdos o diestros. Así lo demostró recientemente una investigación de la Universidad Macquarie en Sidney (Australia), publicada en la revista Biology Letters, basada en la evaluación y seguimiento de 322 aves de 16 especies de loros australianos.

Según el estudio, las aves se especializan en usar un lado de su cuerpo para ser más eficientes en el momento de agarrar o inspeccionar posibles fuentes de comida. Además, existe una importante y directa correlación entre el ojo con el cual un ave mira la comida y la pata que utiliza para agarrarla.

Para el doctor Culum Brown, director de la investigación, "los resultados son interesantes, ya que existen escasos ejemplos de lateralidad en otros animales distintos del ser humano".
Escobar LA REVISTA Digital
Publicar un comentario

Entradas populares