English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Decoración: los colores cambian el ánimo


Si usted elige el color adecuado para su habitación, podrá crear la sensación que desee allí, ya sea de diversión, descanso, lujo o cualquier otra. El color también puede afectar la percepción del espacio, puede hacer que una habitación se vea más grande o más acogedora..

Sin embargo, el truco está en elegir la tonalidad correcta de un determinado color.

Hay muchos azules, por ejemplo, y no todos van a crear la misma atmósfera o a producir los mismos efectos. Utilice la siguiente guía para obtener exactamente lo que quiere en cada habitación.

Azul
Tradicionalmente asociado a la calma, el azul es una de las opciones más elegidas para cocinas, baños y dormitorios. Por supuesto, también está asociado con la tristeza, y esto puede hacer que no se ajuste a los gustos de todos.

El azul está dentro de los colores "fríos" de la paleta de colores, por lo que podría hacer que su habitación se vuelva un poco fría, a menos que este orientada hacia el sur.

Si le gusta el color azul para una habitación que pretende que se vuelva acogedora, considere la opción de ir hacia tonalidades más violetas, en las que la mezcla entre el rojo y el azul le da un poco más de vida a la habitación.

Las tonalidades pálidas del color azul son una gran opción para hacer que una habitación pequeña se sienta un poco más grande. Cuando se utilizan estos colores en las paredes, estas parecen retroceder, y las dimensiones de la habitación parecen más amplias.

Los azules más oscuros son ideales para crear una sensación de elegancia en una sala de estar o un comedor.

En general, estas tonalidades quedan mejor en los cuartos de techo alto, ya que al hacer que las paredes parezcan más cercanas, contrastando con el blanco del techo, esto dará una apariencia formal, que podría combinarse con diversos accesorios si usted quiere darle a la habitación un toque más acogedor.

Verde




Al igual que el azul, el verde es un color relajante, por lo que suele ser utilizado en salas de estar y dormitorios.

Como es el color de la naturaleza, el crecimiento y la renovación, el verde puede generar una sensación de energía incluso sin ser muy estimulante.

Aunque esté dentro de la sección más “fría” de la paleta de colores, el verde es, en realidad, una mezcla de amarillo cálido y azul frío. Para darle energía a una habitación orientada hacia el norte, una tonalidad verde con tonos amarillos se verá sofisticada y le dará una sensación de calidez al ambiente.

Representando tanto la vitalidad de la naturaleza como su paz, el verde es un color excelente para crear un ambiente de estudio en una oficina dentro de su casa o una biblioteca.

Los tonos más oscuros brindan una sensación de seriedad, y pueden funcionar muy bien en una casa antigua, en las que resaltan los detalles de la arquitectura.

Mezcle el verde con tonos marrones, para dar una sensación más orgánica. Si combina esto con elementos naturales de decoración y muebles de madera, se generará una sensación ecológica.

Amarillo

Como da la sensación de ser un color soleado, luminoso y lleno de energía, el amarillo puede ser el estímulo que sus habitaciones necesitan.

Por otro lado, al ser tan llamativo, es posible que prefiera no usarlo en un dormitorio, sino en una cocina, o un espacio al que no se le suela prestar mucha atención, como un pasillo.

Los tonos más pálidos del amarillo pueden tener la cualidad de ampliar los espacios, por lo que son una buena opción para cuartos pequeños, con poca luz, para engañar al ojo haciendo creer que es una habitación más grande y más luminosa.

El amarillo puro puede sentirse un poco infantil, pero si se utiliza combinado con tonos grises y negros, se va a crear un ambiente más adulto y moderno. Combine esto con muebles y accesorios elegantes.

Otra opción es buscar un ambiente más natural, combinándolo con tonos naranjas, para generar una sensación de cítricos.

En los espacios más formales, escoja amarillos en tonos más oscuros o mostazas, los cuales crearán un ambiente más tradicional. Complemente estos colores con otros colores neutros oscuros, y con muebles con detalles curvos.

Rojo




El color del romance y la pasión, el rojo también representa el peligro. Al igual que con el amarillo, el truco está en utilizar lo suficiente de este color para agregarle vitalidad a una habitación, sin que se vuelva abrumadora.

El rojo hará que las paredes de su habitación parezcan más cercanas, por lo que es una buena alternativa para crear una sensación de intimidad, y es recomendable usarlo en habitaciones cuyas proporciones den la sensación de ser largas y estrechas.

Es una opción tradicional para comedores, y hará que estos espacios se sientan un poco más íntimos, y le permitirá crear una sensación alegre ideal para las reuniones. También puede ser una buena opción para resaltar las paredes en una cocina grande, ya que permitirá llevar energía a la zona.

Los tonos más profundos de rojo son perfectos para darle una sala de estar una sensación de comodidad similar a la de un bar. Se puede usar también para el tapizado de las sillas, y darle un toque moderno a la habitación, combinándolo con un elegante sillón.

Si a usted le gustan las cualidades positivas del rojo, pero quiero bajar la intensidad un poco, el naranja es una gran alternativa. También es cálido, vibrante y emocionante, pero se siente más calmo y tranquilo.
Blanco

El blanco se asocia con la pureza y con la serenidad, y esto lo convierte en una opción segura si usted quiere crear una sensación de calma y limpieza en una habitación. El aspecto negativo, es que puede sentirse algo frío e impersonal.

Es muy útil para hacer que una habitación parezca más grande y más brillante, pero si la luz que entra en la habitación es fría, elija un blanco con un toque de calidez, y no una versión pura. Un simple matiz rosa, o una tonalidad más crema del color blanco funcionará mejor.

Una habitación blanca queda muy bien combinada con muebles de texturas y colores naturales, como madera y mimbre, que equilibran la sensación fresca. Se podrían añadir algunos accesorios a rayas azules, para darle un estilo marinero.

Para una versión más sofisticada del blanco, combínelo con negro. El piso, los muebles o los accesorios de color negro crearán una sensación de madurez en la habitación.

También se puede generar una sensación de elegancia mediante el uso de distintas tonalidades de blancos en un dormitorio. También los empapelados con diferentes tonos de blanco quedan bien, si se los combina con muebles de colores alegres y con un piso pálido.

Color pastel

Los pasteles son simplemente colores con mucho blanco añadido, por lo que puede ser muy útil para aportar un estado de ánimo un poco más sutil que el del color original.

El problema con estos colores es que pueden parecer un poco cursis, lo que probablemente no sea lo que la mayoría de nosotros buscamos cuando decoramos.

Para una sala de estar, los tonos pasteles combinan bien con tonos neutrales, dándole a la sala una inyección de color que no afectará su atmósfera relajante, pero le agregará algo de vitalidad. Esta es una gran opción para una habitación, si lo que usted desea es darle un toque moderno.

También es una gran opción para la cocina o el comedor. Usted puede crear una sensación colorida y ecléctica, agregando sillas de madera de tonos crema. Combínelas con una mesa blanca.

El rosa puede ser otra gran opción para agregarle calidez a habitaciones orientadas hacia el norte. También es un color que da la sensación de alejarse de los ojos, por lo que es bueno para ayudar a mejorar la percepción de las proporciones de un cuarto.

Trate de combinarlo con otros colores más oscuros, o con colores neutrales oscuros, para que no de una sensación muy femenina.



El color lavanda se combina bien con otros tonos de violeta darle a una habitación un aspecto suntuoso. Esta combinación es excelente para darle a un dormitorio una sensación de ser un espacio especial, por sobre el resto de su casa.

Neutrales claros

Para muchos de nosotros, los neutros claros dan una sensación de un hotel elegante y sofisticado, o un clima de relajación, como en un santuario.

La falta de un color fuerte implica que los neutrales claros le darán a su habitación un ambiente tranquilo.

Use los neutrales claros para ayudar a que las habitaciones pequeñas se vean más grandes, ya que las paredes parecen más lejos.

También son una gran manera de “calentar” las habitaciones con una luz fría, pero en estos cuartos serían más recomendables los neutrales con un suave tono de miel.

Si bien son una gran opción para una sala de estar, estos colores no son los más fáciles para combinar.

Para que quede bien, asegúrese de combinar diferentes tonos, y utilizar texturas que contrasten. Tanto el lino, como el algodón y el cuero funcionan bien. Los accesorios metálicos pueden aportar un brillo sutil.

Para añadir un poco de energía a los neutrales claros, combínelos con otras cosas. Los empapelados con diseños gráficos o los muebles hechos a medida funcionan a la perfección, y añaden algo de interés.

Neutrales oscuros

El negro, el gris y el marrón oscuro, pueden crear un ambiente sofisticado en sus habitaciones. Son excelentes para crear una atmósfera seria, y los tonos de más claros del marrón también pueden dar una sensación de estabilidad y seguridad.

El aspecto negativo es que el negro está, por supuesto, asociado con el duelo y la depresión, por lo que debe ser empleado en pequeñas cantidades.

Todos los neutros oscuros contribuyen a que las habitaciones se vean más pequeñas.

Esto no es siempre algo malo, si usted desea crear una sensación de intimidad, o si las proporciones son lo suficientemente amplias como para que esto no sea un problema, pero es importante tener en cuenta que hacen que las salas se vean más compactas.

El gris es una excelente opción para crear un espacio moderno. Úselo en una pared o incluso en el piso, y combínelo con tapicería pálida y, para acentuarlo y contrastarlo, agregue algunos detalles en rojo en los accesorios. Esto va a generar una sensación de madurez.

El marrón es perfecto para hacer que una sala de estar o un dormitorio se sienta como un santuario relajante. Los tonos más claros pueden ser un poco más suaves, pero también tienen mucho interés visual.

Yolanda Río-Pérez, decoradora y especialista en viviendas, ayuda a miles de personas a decorar sus hogares con personalidad y buenos criterios.
Diviértete ahora leyendo su último libro “Ideas geniales para sacarle partido a tu hogar”, que está disponible haciendo clic aquí.

Escobar LA REVISTA Digital
Publicar un comentario

Entradas populares