English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Consejos para dejar de fumar



Todos sabemos los problemas asociados al tabaquismo. Sin embargo, muchas personas no pueden dejar de fumar y algunos no lo hacen por desconocer la información necesaria para hacerlo. El objetivo de este artículo será entonces servir de guía para todas aquellas personas que están buscando dejar de fumar y no saben cómo proceder para alcanzar dicho resultado.
¿Qué considerar cuando queremos dejar fumar?


 1. Asumir la responsabilidad
Muchas personas no asumen las responsabilidades de sus decisiones. Qué quiere decir esto? En este contexto, queremos decir que si vamos a dejar de fumar, sólo nosotros podremos hacerlo. Tenemos que comprender totalmente esta idea para poder ser exitosos. Esto no quiere decir que no podremos pedir ayuda. Sin embargo, necesitamos hacernos fuertes y asumir la responsabilidad de lo que queremos alcanzar de forma sólida y segura. Necesitamos creer en nosotros.




2. Compartir con los demás
El segundo paso, será contarle a sus seres queridos lo que queremos hacer. Cuéntales a tu familia y a tus amigos más cercanos que estás dejando de fumar y pídeles ayuda. Probablemente, dependiendo del nivel de adicción o hábito, las primeras semanas te sentirás algo irritado, por lo que es bueno que las personas con las que tratas normalmente, sepan que tu carácter se encontrará condicionado a tu decisión de dejar de fumar. 

3. Fechas  
Las fechas en los tratamientos son muy importantes, igual que con cualquier otro proyecto. Marca una fecha como límite final, y varias fechas intermedias. Tú decide si quieres dejarlo abruptamente o quieres disminuir el consumo de tabaco progresivamente, dependiendo tu situación particular. Pero es absolutamente recomendable que estipules una fecha para ver medidos tus resultados. De esta forma, te estarás ayudando de gran manera.

4. Rutinas de ejercicios
El ejercicio es un complemento perfecto tanto para dejar de fumar como para aliviar las tensiones que provoca hacerlo. A través del ejercicio, podemos recuperar fácilmente lo que nos ha perjudicado el consumo del tabaco, y al mismo tiempo disminuir el estrés. Mejoraremos nuestra capacidad y resistencia física, el funcionamiento de nuestros pulmones, nuestro corazón, nuestra circulación y muchos otros efectos beneficiosos para nuestra salud general. Procura hacerlo progresivamente. No empiece pretendiendo ejercitarse durante largas horas al principio. Ve conociendo tu cuerpo y respetando sus tiempos, pero sé constante.

5. Visualizar 
Visualiza el camino para dejar de fumar. Imagínate como una persona que no fuma, lejos de esos hábitos, con más fuerza y capacidad de realizar actividades. Imagina que alguien te ofrece un cigarrillo y tú lo rechazas. Imagina un lugar lleno de humo y cómo te molestas. Prevé todas estas situaciones que probablemente sucederán en el futuro.

6. Agua 
Beber agua provoca todo tipo de efectos positivos para la salud. Ayudará a disolver y luego expulsar la nicotina del organismo, junto al resto de los componentes que acompañan al cigarrillo.
Esperamos que estos consejos te hayan ayudado a tomar una buena decisión para tu salud y la de tus familiares y amigos.
Visto en: Blog de Farmacia

Publicar un comentario

Entradas populares