English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

¿Ataque de ira incontrolable?

Cuando hablamos de un ataque de ira incontrolable nos estamos refiriendo a un trastorno explosivo que se da de manera intermitente y en el que se manifiesta la ira espontáneamente perdiendo el control y mostrando impulsos agresivos. A menudo, una vez ha pasado el incidente, la persona que ha sufrido el ataque se arrepiente. Se calcula que la mayoría de los que lo sufren son hombres.
El ataque de ira incontrolable, conocido también como trastorno explosivo intermitente, es una patología de la que todavía se desconocen muchas cosas. De hecho, muchos especialistas dudan de si es una enfermedad en si misma o un síntoma de otro  problema. Por eso antes de diagnosticarlo hay que descartar el consumo de drogas o un comportamiento habitual de agresividad.
Algunos estudios científicos indican que este trastorno se inicia en la juventud, aunque haya habido algunos sucesos relacionados en la infancia. Muchos de los afectados muestran algún signo de disfunción cerebral leve o han sufrido algún pequeño traumatismo. Además, la mayoría de ellos han crecido en ambientes dominados por la violencia.
El tratamiento de los ataques de ira incontrolables se centra más en corregir la conducta agresiva que la afección en si misma. Habitualmente se basa en una combinación de fármacos y psicoterapia, dedicada a intentar mejorar el autocontrol de los pacientes y a encaminar sus frustraciones a nuevas actitudes menos agresivas.
Estos ataques de ira se encajan en el grupo de los trastornos del control de impulsos en los que las personas afectadas sienten tensión antes del impulso de agresividad y después del ataque se relajan, aunque se arrepienten de lo que ha pasado.
Publicar un comentario

Entradas populares