English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Parque Nacional Iguazú


RESULTADOS DE UNA ENCUESTA HECHA EN SEMANA SANTA DE 2011:
"El 99% de los visitantes al área Cataratas del Parque Nacional Iguazú recomendará a sus conocidos visitar el mismo y un 66% de ellos manifestaron que sus expectativas se vieron superadas al ser consultados acerca de la evaluación global de su visita"

El Parque Nacional Iguazú, fue creado en 1934 por la Ley 12.103 con el objetivo de conservar las majestuosas Cataratas del Iguazú, uno de los fenómenos naturales más importantes del mundo, así como la biodiversidad que la rodea.

Posee alrededor de 67.620 hectáreas que fueron declaradas Patrimonio Natural de la Humanidad en 1984 debido a sus bellezas escénicas y a la gran diversidad biológica de la selva subtropical.

Este santuario natural ubicado en el extremo NE de la República Argentina, con lluvias y temperaturas benignas (15º C de media en invierno y 30º C de media en verano) conforma un ambiente cargado de humedad, casi sin viento debido a la frondosa cúpula vegetal.

El Parque Nacional Iguazú alberga un Patrimonio Natural único en el Mundo.




En el año 1984, fue declarado, Patrimonio Mundial Natural de la Humanidad por la UNESCO, debido a su belleza escénica y gran diversidad biológica.

La importancia de conservación del área reside en que en ella se protegen especies que están en peligro de extinción como ser: el yaguareté (Pantera onca), ocelote (Felis pardalis), la yacutinga (Aburria jacuntinga), macuco (Tinamus solitarius) que aún encuentra en el Parque Nacional Iguazú las condiciones para su supervivencia.

• Una flora autóctona con más de 2000 especies: frondosos helechos, bromelias, orquídeas, palmeras y gigantescos árboles que sirven de soporte a una gran variedad de enredaderas trepadoras, que proveen permanentemente de frutos que atraen a monos, coatíes, venados, tucanes, por nombrar solo algunos.

• 450 especies de aves, las que se exhiben sin timidez en las primeras horas de la mañana y al atardecer, pudiendo observarse con facilidad tucanes, urracas, teros, loros y los increíbles vencejos, esta última especie exclusivas del área de las Cataratas del Iguazú.

• 80 especies de mamíferos, entre ellos a cinco variedades de felinos recorren mimetizados los claroscuros selváticos.

• Incontables variedades de insectos, entre los que se destacan una gran cantidad de coloridas mariposas.

• Los innumerables cursos de agua del área, están custodiados por yacarés, tortugas y garzas, que se nutren de peces menores.

Garganta del Diablo







Esta maravilla de la naturaleza permite contemplar un paisaje único en el mundo. Conformado por el río iguazú y la selva misionera. Es el principal atractivo del parque, tres balcones en forma de abanico permiten tener una visión única de la monumental “garganta del diablo”. Es la culminación del recorrido del río Iguazú superior en una unión de saltos de más de 150mts de longitud con una caida de 80mts de altura, en forma de herradura. Conforman una potente caída de agua que al romper en el cauce del río dibuja densas nubes de vapor que inundan todo el contexto y caracterizan al paisaje.

Desde aquí podrá apreciar un sin fin de sensaciones que harán un momento único e inolvidable:

- El sonido del rugir de las cataratas

- Sentir la humedad producida por el vapor de agua de los saltos.

- Apreciar los arcoiris que se forman con la bruma del agua y los rayos del sol

- Los contrastes de colores entre el verde de la selva, el azul del cielo, el blanco de la espuma de los saltos y el agua roja de la tierra colorada.

- Los vencejos, especie de ave que solo se encuentran en ese lugar y que están adaptados de una potente visión que les permite atravesar la cortina de agua de los saltos y anidar en las rocas que son el soporte geológico de las cascadas. 


Para acceder a este escenario se hace un recorrido por el Tren de la Selva y se arriba a la Estación Garganta del Diablo. De ahí se deberá realizar una caminata lineal de 2080mts, permitiendo disfrutar de un paisaje único hasta llegar al imponente balcón de la “Garganta del Diablo”

La Isla San Martín





"Como una verde montaña que surge entre las aguas y se instala en el paisaje, la Isla San Martín invita a un panorama de perspectivas diferentes y de extremo contacto con el medioambiente". (Libro: Cataratas del Iguazú. Martín Comamala)

Es la única isla del Iguazú Inferior de múltiple belleza escénica y resguardo de la flora y fauna del Parque.

Se accede desde el embarcadero situado en el Paseo Inferior. Desde allí lanchas totalmente equipadas efectúan el pase a la isla. Se desembarca en una playa de arena en forma de herradura y una vez allí el visitante puede tomar sol y refrescarse en sus orillas.
A través de una escalera de ascenso se accede al sendero que conduce al balcón que esta sobre el espectacular Salto San Martín.
Dentro de la isla se accede a una única formación geológica denominada “La Ventana”, que permite visualizar a la distancia una panorámica de la Garganta del Diablo y los saltos brasileros. Este paseo tiene un grado de exigencia físico "Alto" y demanda para su recorrido unas dos horas aproximadamente; se regresa descendiendo las escaleras al embarcadero de la playa y desde ahí se traslada nuevamente al embarcadero del Circuito Inferior. 



La leyenda de las Cataratas 

Muchos años atrás, el río Iguazú era habitado por una enorme serpiente llamada Boi, era costumbre de los guaraníes sacrificar una vez por año una linda doncella, que era lanzada al río entregándola de esta forma a la serpiente. 

Para esta ceremonia se invitaban a todas las tribus guaraníes hasta las que estaban más alejadas. Fue así que un día llegó un joven cacique llamado Tarobá, que conoció a una linda doncella llamada Naipí ya elegida para ser sacrificada, motivo que le llevó a revolucionarse contra los ancianos de la tribu e intentó inútilmente convencerlo de que no la sacrificasen. 

Con gran valentía la rapto en vísperas del sacrificio escapando por el río en su canoa. Enterándose de esto Boi quedó tan furioso que doblándose dividió el curso del río formando las Cataratas y aprendió a Naipí y Tarobá.

Como castigo Boi los transformó en los árboles que hoy se ven en la parte superior de las cataratas con la cabellera de la bella Naipi como saltos de agua. Después de eso se sumergió en la Garganta del Diablo y cuida hasta hoy que los amantes nunca vuelvan a unirse... pero en los días de pleno sol, el arco iris supera el poder del mal de Boi y los vuelve a unir. 




Ingresa a una experiencia inolvidable picando en cada uno de los links :




Area Cataratas:

Publicar un comentario

Entradas populares