English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Ropa especial

Los nuevos tejidos abren la puerta a prendas de vestir con dispositivos o pequeñas cargas de energía

Camisetas con sistemas de detección de señales wifi o diodos LED. Son algunos de los nuevos tejidos funcionales. La revolución tecnológica llega a la ropa para descargar a los usuarios de la era digital, que se desplazan con un elevado número de dispositivos portátiles para seguir "conectados" cuando están lejos del ordenador: cámaras, teléfonos, reproductores de música y vídeo... La falta de una fuente de energía para cargarlos o de un espacio donde guardarlos entre las prendas de vestir son algunos de los problemas a los que se enfrentan. Diferentes propuestas permiten encontrar una solución.
  • Por ANTONIO DELGADO para CONSUMER EROSKI



Cambiar lentejuelas por diodos

- Imagen: Phillips -
En los últimos años, la tecnología se ha colado en el sector textil para mejorar los tejidos y hacerlos más funcionales. Se pueden encontrar prendas que controlan la temperatura, trajes de baño que reducen la resistencia en el agua, y que han generado polémica en las competiciones deportivas, así como camisetas que cuentan con sistemas de detección de señales wifi o tecnologías como los diodos LED aplicadas a diferentes prendas de vestir.
En el futuro, se esperan chaquetas en las que se puedan insertar navegadores GPS
Esta innovación puede resultar extravagante, pero diferentes marcas ya trabajan en la inclusión de pantallas y luces en la ropa. Phillips dispone de un prototipo de tejido luminoso mientras que Corea del Sur desarrolla pantallas OLED flexibles que puedan engastarse en diferentes prendas de vestir.
En el futuro, se esperan chaquetas en las que se inserten reproductores multimedia, teléfonos móviles o navegadores GPS en el mínimo espacio y sin que aumente en exceso el peso de las prendas ni se altere su vertiente estética. Esta innovación responde a las demandas de los usuarios, que reclaman cada vez más prendas de vestir que sean compatibles con sus dispositivos.

Baterías en las costuras

Otra tendencia extrema es la integración de baterías, paneles solares y microchips en la ropa para añadir autonomía energética a los aparatos que se porten. Las líneas de desarrollo e investigación son varias: desde la instalación de una batería debajo de las costuras a la inclusión de pequeños y flexibles paneles solares.
La Universidad de Carolina del Norte (Estados Unidos) ha desarrollado unas placas solares que se pueden instalar en una corbata o en un traje. El ingenio está dotado de diversas placas fotovoltaicas que alcanzan 3,6 voltios a plena carga en cualquier aparato. Con esta energía, se puede cargar un teléfono móvil o un reproductor de MP3. De momento, no se ha superado la fase de pruebas, pero ya es posible encontrar en el mercado diferentes prendas con cargadores solares.

Moda con chips

- Imagen: Ecouterre -
A pesar de lo poco glamouroso que resulte en principio, la moda y la tecnología no están reñidas. En la temporada 2007/2008, la marca de diseño italiana Ermenegildo Zegna lanzó la chaqueta SolarJacket, con placas solares en el cuello de la americana capaces de generar suficiente energía eléctrica para recargar un dispositivo portátil. La chaqueta, que dispone de una salida para auriculares, también cuenta con una batería a la que se conecta el dispositivo. La batería se recarga por completo mediante una exposición al sol de las placas durante cuatro horas.
Estas prendas tienen el inconveniente de que tanto baterías como placas solares añaden un peso extra a la pieza textil. Sin embargo, se pueden crear prendas que activen una carga eléctrica ante un cambio atmosférico o que generen energía por la simple fricción de sus tejidos. El Instituto de Tecnología de Georgia (Estados Unidos) ha desarrollado unas "nanofibras" que generan impulsos eléctricos con la fricción.
El Instituto de Tecnología de Georgia ha desarrollado unas "nanofibras" capaces de generar impulsos eléctricos con la fricción
Se pueden recargar pequeños dispositivos electrónicos con sólo utilizar una prenda confeccionada en este material. De momento, es una tecnología en fase de investigación, ya que las fibras no se pueden mojar porque disponen de una cobertura de óxido de zinc que puede disolverse con el agua de un lavado o de la lluvia.
También se comercializan tejidos que propician prendas funcionales cuya utilidad va más allá de la tradicional. La empresa británica Babyglow vende un pijama para bebés de hasta 24 meses que cambia de color si la temperatura del bebé supera los 37ºC. Estos pijamas se diseñan en diferentes colores, pero se vuelven blancos si el bebé tiene fiebre. El coste es de 20 libras.

Chaquetas con GPS y Bluetooth

- Imagen: Motorola -
La compañía norteamericana Scottevest vende camisetas, chaquetas, pantalones, gorras y otros accesorios pensados para guardar múltiples dispositivos electrónicos. Cada una de estas prendas está diseñada para que los usuarios puedan desplazarse con comodidad con sus aparatos. Hay chaquetas con bolsillos interiores transparentes que permiten interactuar con un dispositivo con pantalla táctil sin necesidad de sacarlo de la prenda.
Disponen de una tecnología patentada que añade cables en las costuras de la ropa para permitir la conexión de aparatos electrónicos. Algunas chaquetas admiten paneles solares intercambiables, con energía suficiente como para recargar un reproductor de MP3 o un teléfono móvil.
NavJacket es una chaqueta con Gore-Tex de la compañía O'Neill, especializada en prendas de esquí y de surf, con un receptor de GPS y un sistema de navegación integrados. Incluye una pantalla display en la manga y unos auriculares en la capucha para oír las instrucciones de uso. El usuario puede elegir una ruta y el display le indica la dirección y la distancia a la que se encuentra de la misma. Puede resultar muy útil para encontrar pistas y restaurantes en una estación de esquí. Además, se pueden marcar los sitios favoritos y grabar una ruta para su posterior utilización.
Motorola ha diseñado una chaqueta con conexión Bluetooth y miniUSB, que permite responder llamadas de un teléfono móvil
Entre otras funcionalidades, contempla la opción de seguir las rutas en un mapa desde un teléfono móvil, intercambiarlas con amigos a través de Internet y guardar estadísticas como velocidad, distancia recorrida, altitud y tiempo empleado en la realización de cada ruta. El precio recomendado es de 1.200 euros.
Por su parte, el fabricante Motorola dispone de una chaqueta denominada Audex Jacket, desarrollada junto con la compañía Burton. Esta prenda tiene conexión Bluetooth y miniUSB. Permite responder llamadas de un teléfono móvil sincronizado o tener el control sobre un reproductor multimedia. Para ello, dispone de un control integrado en la manga, mediante una pantalla TDT de 96 píxeles x 32 píxeles, y dos altavoces estéreos en el cuello. A este equipamiento se añade una batería recargable con un tiempo de utilización de hasta cinco horas. Toda la electrónica es extraíble para facilitar su lavado. El precio ronda los 600 dólares.

Guantes para pantallas táctiles

En invierno, con las bajas temperaturas, la utilización de dispositivos con pantalla táctil, como teléfonos móviles o reproductores multimedia, cuenta con el inconveniente de que la misma no responde al tacto de los dedos si las manos de los usuarios se encuentran enfundadas en guantes para protegerse del frío. Este handicap implica quitarse los guantes para manipular el dispositivo.
En el mercado hay diferentes soluciones. La empresa Dot Gloves comercializa una línea de guantes con unos pequeños botones en la yema de los dedos; de esta forma, las pantallas táctiles responden al movimiento de los usuarios, al encontrar una superficie de contacto. El coste de los guantes oscila entre 15 y 25 dólares, en función del tipo de tejido: punto, lana o nylon. La empresa Apple dispone de una patente que describe un guante capaz de generar una corriente capacitiva -similar a la producida por la yema de los dedos- para operar con el sistema del iPhone e iPod Touch.
- Imagen: Dot Gloves -
Para deportes de invierno, como prácticas de esquí y montañismo, The Northern Face vende unos guantes unisex denominados Etip Glove. Son transpirables y están pensados para utilizar ordenadores portátiles y reproductores de MP3 sin necesidad de quitárselos. Además, los usuarios pueden utilizar un par de guantes extra encima, ya que, en principio, se han diseñado como una primera capa en caso de un contacto extremo con la nieve.
Los guantes no son los únicos accesorios de invierno con funcionalidades para alojar o conectarse con dispositivos electrónicos. Phubby es una muñequera para el móvil. Es un accesorio compuesto por una cinta de lycra y spandex con la que se sujeta el terminal. De esta forma, no es necesario guardar el teléfono en el bolsillo. Está disponible en varios colores y diseños, con un coste de 12,95 dólares.
Dot Gloves dispone de una línea de guantes con unos pequeños botones en la yema de los dedos
I Three Sixty ha ideado bandas para el pelo, gorros y gorras para alojar en su interior un reproductor de MP3. Con un precio de 44,90 euros, el gorro para la nieve, disponible en diferentes colores, tiene un compartimento especial en el lateral para alojar un reproductor Ipod nano de 1ª, 2ª, 4ª y 5ª generación. Estos gorros incorporan auriculares y un altavoz interno.
Soundwalk es un chaleco con altavoces externos para escuchar música desde un reproductor. Sus conectores y fijaciones permiten conectar un reproductor de MP3 o una consola portátil. Este chaleco está pensado para un uso en salidas deportivas o de montaña. Su precio es de 56,49 euros.
- Imagen: I three Sixty -
Para la práctica de deportes acuáticos al aire libre, la compañía Coleman ha lanzado una gama de chalecos Transmit para mantener la flotabilidad en el agua. Estos dispositivos, con soporte para walkie talkie, pesan 135 gramos y son resistentes al agua. Se venden por separado y una vez instalados permiten a sus usuarios comunicarse, con sólo pulsar un botón desde el chaleco, a través de su radio integrada de dos vías y ocho canales, con una distancia máxima de hasta tres kilómetros. El chaleco Transmit, con versiones para mujer y hombre, tiene un coste de 137,95 euros. La pareja de walkie talkies asciende a 54,95 euros.



Publicar un comentario

Entradas populares