English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La desertificación en Alérica Latina - Informe

A partir de hoy y hasta el próximo 2 de octubre, Buenos Aires será la sede de la novena sesión de la Conferencia de las Partes (COP 9) de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (UNCCD, en sus siglas en inglés), donde representantes de más de 190 países tratarán un tema que afecta a casi el 40 por ciento de la superficie terrestre.


En esas tierras secas vive una de cada tres personas del mundo, la mitad de las cuales está sumergida en la pobreza. Mientras en 1990 sólo el 15 por ciento de los ecosistemas en zonas secas estaba degradado, en 2005 se agregó a este proceso otro 25 por ciento.

En América Latina y el Caribe, la situación afecta al 25 por ciento de un territorio de 20,18 kilómetros cuadrados de superficie, es decir, unas 400 millones de hectáreas de tierras áridas, semiáridas y subhúmedas, de acuerdo a un informe elaborado por la Comisión Económica de América Latina y el Caribe (CEPAL).

En Argentina, México y Paraguay, más de la mitad del territorio se encuentra afectado por problemas vinculados a la degradación y desertificación, mientras que en Brasil, en la región nordeste, los problemas son similares.

En tanto, Bolivia, Chile, Ecuador y Perú, la desertificación ocupa entre el 27 y el 43 por ciento de su superficie.
Mientras que en Uruguay se estima que el 80 por ciento de la superficie agrícola sufre diversos grados de erosión, la situación más grave es la que ocurre en Bolivia, donde el 77 por ciento de los habitantes del país viven en áreas afectadas.

La Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (UNCCD) en los países afectados por sequía grave y/o desertificación, se adoptó el 17 de Junio de 1994 en Paris, Francia, y entró en vigor dos años después, en 1996. A día 31 de Julio de 2009, la Convención está formada por 193 Partes. De este modo, la UNCCD goza prácticamente de adhesión universal.



La Convención está implementada basándose en cinco anexos regionales de aplicación para África, Asia, Europa Central y Oriental, América Latina y el Caribe y Mediterráneo Norte.

La Convención centra sus acciones sobre las condiciones de vida de las personas que viven en las zonas secas, protege estos ecosistemas y proporciona beneficios globales a la comunidad internacional.

Entre sus beneficios más importantes se encuentran la mitigación del cambio climático con la absorción atmosférica de carbono en la tierra a través de la rehabilitación de las tierras degradadas y la protección de especies en vías extinción en estas regiones.



Además, la Convención también intenta advertir de los desastres relacionados con la sequía y de los conflictos entre países, debidos, por ejemplo, a la escasez de agua y a los recursos limitados.

En paralelo a la COP 9, se realizará por primera vez una Conferencia Científica, con el objetivo de generar un nuevo consenso en cómo evaluar la desertificación y la degradación de la tierra.

En el marco de la novena Conferencia de las Partes de la Convención de las Naciones Unidas en la lucha contra la Desertificación, que se realiza en Buenos Aires, la Comunidad Europea propuso que se inviertan 100 mil millones de euros adicionales por año en los países en desarrollo hasta 2020.
Informe: Telam

México, Perú, Brasil y Argentina constituyen los puntos rojos del avance de la desertificación en América Latina, que genera pérdidas en el continente por varios miles de millones de dólares anuales.

http://esperanzahoteles.files.wordpress.com/2007/05/arbolito222.jpg


Entre el 50 y el 70 por ciento del territorio mexicano está sufriendo un proceso de degradación, debido a la deforestación, la sequía y la falta de agua, por lo que el 60 por ciento de su población se ve afectada de una u otra manera por la desertificación”, señala Sergio Zelaya, Coordinador para América Latina de la Secretaría de la Convención de Naciones Unidas de lucha contra la desertificación.
Se trata de un proceso de largo plazo durante el que se ha producido una franca degradación, no sólo en México sino en muchos ecosistemas latinoamericanos que han resentido los impactos generados por el hombre de prácticas agrícolas no sostenibles, talas de árboles y mala gestión de los recursos hídricos, según los expertos de casi 200 países que intervinieron en Madrid en la VIII Conferencia contra la desertificación y la sequía auspiciada por Naciones Unidas.
La desertificación es un tema recurrente en América Latina, sobre todo en los últimos cincuenta años, ya que los impactos causados por el hombre han exacerbado la degradación de las tierras. Además de México y Perú, que tiene la zona más hiperárida del mundo, en Brasil más de cuarenta millones de personas sufren la degradación de las tierras, así como alrededor de la mitad de la población de América Central y el 50 por ciento del territorio argentino”, agrega el economista ambiental que asegura que existe una relación muy directa entre los niveles de pobreza y la desertificación que, además del empobrecimiento de las poblaciones autóctonas, fomenta las migraciones internas.
“Tan sólo en Guatemala, con 14 millones de habitantes, el impacto biofísico, es decir, la degradación de suelo, representa unas pérdidas de unos mil millones de dólares al año, sin considerar el impacto por la pérdida de productividad”, advierte el Coordinador de la Convención de Naciones Unidas para Latinoamérica.
Algunos países de América Latina, como México, han apostado de forma prioritaria por la reforestación y la explotación sostenible de tierras, mientras que otros se han concentrado en la lucha contra la falta de agua, según Zelaya.
Lo que hacemos desde la Secretaría de la Convención es animar y fomentar estos hábitos nacionales para que los países se identifiquen con ellos y los practiquen sistemáticamente”, concluye.

http://2.bp.blogspot.com/_Iu0jvH47IRU/Sj6DpU0k9tI/AAAAAAAACwQ/yegJQJ9zqlQ/s400/Map_Desertificacion_gr.gif

(Radioagencia NP).- La desertificación – la degradación de las tierras al punto de tornarlas improductivas – amenaza 75% de las tierras áridas y semiáridas de la América Latina. La información está en el informe realizado por la Universidad de las Naciones Unidas (UNU), publicado el día 28. El informe apunta que en función de la desertificación, hasta 50 millones de personas en todo el mundo tendrán que migrar en los próximos diez años.

Los investigadores critican la forma en que las políticas de combate a los avances del área desértica en la América Latina han sido planteadas. El combate, en la mayoría de las veces, es colocado bajo responsabilidad de los Estados, limitando así los resultados que podrían ser alcanzados si las medidas fuesen realizadas en colectivo.

También es cuestionado el uso incontrolado de la tierra para el monocultivo y para áreas de pasto, además de la deforestación, erosión y de la poca irrigación que contribuyen al aumento de la desertificación.

http://www.sagan-gea.org/hojaredsuelo/paginas/zonas2050.jpg


Publicar un comentario

Entradas populares