English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Una vida signada por un anhelo: la independencia de América latina

17 de Agosto de 1850 – 17 de Agosto de 2009

 

A 159 años de la muerte del General Don José de San Martín, Escobar la Revista Digital, lo recuerda con este simple homenaje:

Una breve reseña de su gloriosa vida.


José Francisco de San Martín, nació el 25 de febrero 1778 en Yapeyú, en lo que es hoy la provincia de Corrientes. Cuando tenía cinco años, sus padres, Gregorio Matorras y Juan de San Martín, se trasladaron a España con sus seis hijos.
Allí José siguió la carrera militar y luchó en los ejércitos españoles contra los franceses que habían invadido España. Pero al enterarse de la Revolución de Mayo, decidió volver a su patria.
Así, una tarde en marzo de 1812, San Martín soñaba despierto en la cubierta del barco. A lo lejos divisaba Buenos Aires. ¿Qué soñaba? Imaginaba una América unida y libre de españoles.

Ya en Buenos aires, comenzó a concurrir a las tertulias. Una tarde fue invitado a la casa de los Escalada, que era una familia importante de Buenos Aires. Pero los Escalada no sólo tenían una linda casa, sino también una hija muy joven, Remedios, quien al poco tiempo se casó con San Martín.
Poco después de haber llegado, San Martín creó el Regimiento de Granaderos a Caballo, y en 1813 obtuvo su primer triunfo en América: el combate de San Lorenzo. San Martín y sus granaderos esperaron a los españoles escondidos en el convento de San Carlos, en San Lorenzo (provincia de Santa Fe), los atacaron por sorpresa y los vencieron. Durante el combate, San Martín queda aprisionado bajo el peso de su caballo herido y según cuenta la historia, fue socorrido por el granadero Juan Bautista Cabral, a costa de su propia vida.

Tiempo después, San Martín se hizo cargo del Ejército del Norte, que intentaba vencer a los ejércitos realistas del Alto Perú. Pero tenía otro plan, atacar al Perú, donde los realistas eran más fuertes, pero no a través del Alto Perú, como se había intentado hasta ese momento sin éxito. Su idea era liberar primero a Chile y luego, por mar, invadir Perú.
Sin perder tiempo, logró que lo nombraran Gobernador Intendente de Cuyo y viajó a Mendoza, que era la capital de la gobernación. También viajó Remedios y allí nació su hija Mercedes.
En 1814, cuando San Martín llegó a Mendoza, era una tranquila ciudad, pero pronto se transformó en un gigantesco cuartel. Se entrenaban soldados, se fabricaban armas, se cosían uniformes, se acumulaba comida, se reunían caballos y se enviaba gente a espiar al enemigo.
A fines de 1816, meses después de la Declaración de la Independencia en Tucumán, el ejército ya estaba listo, pero necesitaba una bandera que lo identificara. Remedios y unas amigas la cosieron durante varios noches, y en los primeros días de 1817 estaba terminada. entonces el pueblo se juntó en la Plaza Mayor. Hubo fiesta y baile por la noche, se bendijo la bandera y se eligió como patrona del ejército a la Virgen del Carmen de Cuyo
Durante veinticinco días, San Martín y sus hombres atravesaron la Cordillera de los Andes. Por distintos pasos como el de Uspallata. Iban muy cargados y debieron soportar el frío y la altura, que a más de uno lo hizo sentir mal. En Chile, luego de varios combates, en abril de 1818 vencieron a los ejércitos realistas. Poco después, se producía la independencia de Chile.

Cumplida la primera parte del plan, San Martin preparó los barcos y zarpó para Perú, y en 1821 declaró la Independencia del Perú.
San Martín volvió a Buenos Aires, donde se enteró que su esposa había muerto. Cuando llegó, nuestro país estaba desunido por cuestiones políticas. Entonces, muy triste, partió con su hija a Europa. Vivió sus últimos años en Francia y murió el 17 de agosto de 1850.

FUENTE: AULAS UNIDAS ARGENTINAS

Publicar un comentario

Entradas populares