English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

De HOMBRE a HOMBRE ¿Qué podemos hacer ante la violencia doméstica?



TU PUEDES DETENER TU CONDUCTA VIOLENTA

•Reconoce cuando estás empezando a enojarte con tu pareja, a sentirte frustrado o fuera de control (sudas, te sientes ansioso, tenso, no puedes respirar bien, te duele la cabeza o el pecho).

•Utiliza la técnica de “tiempo pedido” Respira hondo y, por un rato, aléjate física y mentalmente de la situación. Al alejarte no consumas alcohol ni drogas ni conduzcas agresivamente; mejor realiza una actividad física que te permita descargar la tensión y te relaje.

•Al regresar del “tiempo pedido” conversa tranquilamente con tu pareja sobre lo que te molestó. La comunicación ayuda a aclarar las situaciones y a crear confianza.

•Expresa tu molestia positivamente, sin culpar o humillar a tu pareja. Comunica tus sentimientos abiertamente.

•Sé franco al comunicar tus deseos, pero recuerda que en cualquier instancia tanto tú como tu pareja tienen el derecho a decir sí o no. No manipules su decisión haciéndola sentir culpable de tu incomodidad.

•Reconoce que las personas somos diferentes y cada cual tiene distintas opiniones y expectativas. En una discusión ambos pueden tener razón y ambos pueden equivocarse. No siempre se gana o se pierde: ¡Aprende a negociar!

•Escucha a tu pareja, no te sientas atacado ni te pongas a la defensiva. Reconoce que tu enojo o resentimiento la alejará de ti física, emocional y sexualmente.

•No justifiques tu comportamiento diciendo que te criaron así; si bien requiere un gran esfuerzo es posible cambiar tu conducta.

•No descargues el estrés que te produce la vida diaria con tu pareja. Aprende ejercicios de relajación, medita o practica deportes para manejar la tensión.

•Controla el alcohol y las drogas pues aunque éstas no provocan la violencia directamente pueden ponerte irritable y llevarte a perder control sobre tu conducta.

•Consulta con amistades que conozcan tu problema de violencia y busca su apoyo para encontrar soluciones.

•Cuando sea necesario, busca ayuda profesional de especialistas en la psicología, la consejería, o el trabajo social que tratan el problema de la violencia doméstica.

(Foto por Samaras, efecto en polaroid)
(fuente: página Procuradora de las Mujeres PR)


2 comentarios

Entradas populares