English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Secretos para una buena poda

http://decoraciondejardin.com/wp-content/uploads/2010/02/poda1.jpg


Puede parecer increíble pero muchas plantas mueren a causa de una poda mal realizada o a destiempo. Para que no le ocurra a las tuyas, lee lo que sigue…
Para que esto no vuelva a ocurrirles, les pasamos una serie de secretos que servirán para que, por medio de una poda correctamente hecha, las plantas tomen fuerza para crecer, e incluso mejorar la floración y su desarrollo.     
Al podar una planta se está controlando el crecimiento de la misma, ayudándola a que obtenga la estructura necesaria para que las ramas puedan soportar su peso.
Esto es singularmente importante en el caso de los árboles frutales, muchas veces afectados por el crecimiento excesivo que afecta a la producción de flores y los posteriores frutos: la planta concentra sus energías en el crecimiento y no en la producción.

Una poda bien hecha favorecerá la adecuada distribución de las ramas, de modo de garantizar que la luz del sol llegue también al interior de la planta, y esta crezca de manera armónica, floreciendo mejor. 

Si la poda se hace a intervalos regulares, las ramas se despejan para que llegue al centro el aire y la luz. Las podas anuales de ramas de los árboles hacen que las raíces se desarrollen mucho menos
, en todo caso, se deben eliminar partes dañadas o enfermas, así como las ramas secas.

Al podar, hay que fijarse de eliminar las ramitas pequeñas que desbordan el volumen de la copa, así como el crecimiento desordenado.

Es un error frecuente pensar que por podar más un pino éste crecerá más rápido
, por el contrario, se retrasa el crecimiento y no engordan ni troncos ni ramas.

Quitar uno o dos pisos inferiores cada vez (como mucho) y paciencia
, las flores que se van marchitando se deben eliminar, primero por estética y después, y más importante, porque esto estimulará a que crezcan más fuertes.

Cuando un árbol es muy grande o muy viejo no es aconsejable podarlo.
En general, la poda se debe realizar en la época de receso vegetativo de la planta, siempre atento al clima y las temperaturas.

Mientras más susceptible sea la especie a las bajas temperaturas, más tarde se debe podar, cuando hayan pasado los grandes fríos.
Publicar un comentario

Entradas populares